Conductor ebrio tumbó poste de la Av. Alirio Ugarte Pelayo en Maturín

Un conductor en estado de ebriedad ocasionó daños en el alumbrado público de la avenida Alirio Ugarte Pelayo, en Maturín

814

Este domingo 22 de mayo, en horas de la madrugada, un conductor en estado de ebriedad, ocasionó daños en el alumbrado público que recién restableció la Alcaldía de Maturín, en la avenida Alirio Ugarte Pelayo.

El hecho ocurrió cuando chocó su vehículo contra un poste, derribándolo.

Entre los daños registrados, además de la destrucción del poste, se encuentra una avería de 500 metros de guaya, de una percha, de la base del poste y de las luminarias; además de un corto circuito en la caja de control.

La reparación de estos equipos asciende aproximadamente a tres mil dólares. 

Restablecimiento

La alcaldía de Maturín inició rápidamente los trabajos para recuperar el alumbrado público. El personal del Instituto Autónomo Municipal de Ambiente (Iaman), se trasladó al lugar para reemplazar el sistema dañado y, de esta manera, reactivar el servicio en la vía.

Todo el peso de la ley

Debido a los perjuicios ocasionados a la comunidad y al Municipio por irresponsabilidad de este ciudadano, la alcaldesa de Maturín, Ana Fuentes, anunció que ante hechos como este, la Alcaldía aplicará severas sanciones a quienes causen daños a los servicios y espacios públicos de la ciudad.

De igual manera, hizo un llamado a la conciencia de los ciudadanos para que no conduzcan bajo los efectos del alcohol y cuiden los espacios y los servicios públicos.

Lea también:

Capturan a sujeto que violó a una niña en Barrio Bolívar

¡No te pierdas de nada!
Síguenos en Telegram o únete a nuestro grupo de WhatsApp
También puedes seguirnos en Google Noticias

Vía Prensa oficial
¿Usted qué opina? Deje su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Avatar de Reinaldo Valderrama
    Reinaldo Valderrama dice

    Es necesario aplicar un castigo a personas irresponsables quienes utilizan calles y avenidas para conducir sus vehículos a exceso de velocidad y hasta echando piques, esto lo practican a altas horas de la noche, se requiere vigilancia policial efectiva para evitar daños en el sistma de alumbrado público y del ornato.

Te podría interesar