Pacientes de Traumatología sufren un calvario a la espera de cirugía en el Humnt

Pacientes claman por una pronta cirugía en el Humnt.

675

Pacientes del servicio de Traumatología del Hospital Universitario “Dr. Manuel Núñez Tovar” de Maturín, sufren un calvario a la espera de una cirugía, pues llevan más de 25 días y aún no les dan respuesta sobre cuándo serán sus intervenciones.

Familiares de los afectados señalan que son más de 17 pacientes los que esperan por turnos quirúrgicos, situación que cada vez se complica más, pues un equipo denominado “intensificador de imagen” se dañó en el quirófano central, lo que ha generado la paralización de las cirugías.

“Muchos de los pacientes han tenido que abandonar el centro de salud por sus propios medios, ya que los médicos no les dan respuesta. Esto es un problema porque no sabemos el riesgo que corren esos pacientes, pero hay que entenderlos porque ya están cansados y estar en una cama de un hospital sin ningún tipo de esperanza es complicado”, expresó Roxana Muñoz, familiar de uno de los afectados.

Pacientes abandonan el Humnt por temor de contagiarse de Covid-19

El temor de contagiarse con Covid-19, ha llevado a que muchos pacientes del servicio de Traumatología, ubicado en el cuarto piso del Humnt, abandonen el centro de salud, pues prefieren buscar otras opciones para ser intervenidos quirúrgicamente.

Así es el caso del hermano de Nancy Marcano, quien preocupado por su salud pidió a su hermana que lo sacara del hospital y lo llevara a su casa.

“Mi hermano estaba aterrado, vivía un trauma con sólo saber que había muchos pacientes con el virus cerca de él, por eso prefirió seguir con su tratamiento desde casa y buscar otras vías para ser operado, así como mi hermano hay muchos pacientes que no han tenido otra opción”, expresó Nancy Marcano.

Lea también

Fedecámaras: 30 % de las empresas tuvo que cerrar sus puertas en Monagas

¡No te pierdas de nada!
Síguenos en Telegram o únete a nuestro grupo de WhatsApp
También puedes seguirnos en Google Noticias
Fuente Gabriel Brito Piñango
Deja un comentario