¡Terrorífico y lamentable! En Seúl ascienden a 153 los muertos por estampida en fiesta de Halloween

Cientos de ambulancias se alineaban frente al Hospital Universitario Soon Chun Hyang, cerca de Itaewon, al que fueron trasladadas gran parte de las víctimas.

594

Jóvenes disfrazados huyendo despavoridos, intentos desesperados de primeros auxilios en las aceras, decenas de cadáveres alineados en la calle: en el animado distrito de Itaewon de Seúl, una fiesta de Halloween se convirtió en tragedia el sábado.

Los videos en redes sociales muestran la desesperación de cientos de personas. Los rescatistas aún no habían llegado. No había bomberos ni ambulancias y solo se ven amigos intentando salvar a decenas de personas que habían sufrido una parada cardíaca por asfixia tras la estampida en Seúl, durante las celebraciones de Halloween.

Las imágenes, viralizadas instantes después de que se conociera la tragedia que mató a más de 150 personas anoche, muestra las maniobras de RCP en plena calle, sin apoyo médico. Es que la multitud no solo provocó al estampida sino que también bloqueo los accesos para que la ayuda llegara rápidamente.

Autoridades de Seúl investigan el caso

151 personas, incluidos 19 extranjeros, murieron en una oleada de gente y una estampida, cuya causa aún no está clara, en este popular y cosmopolita distrito de la capital surcoreana, situado cerca de una antigua base militar estadounidense y famoso por sus bares y discotecas.

Decenas de miles de personas -en su mayoría jóvenes y muchos de ellos con elaborados disfraces de Halloween– habían acudido al distrito el sábado por la noche, en la primera gran celebración de Halloween desde que se levantaron la mayoría de las restricciones de Covid-19.

Mi amigo me dijo: está pasando algo terrible fuera”, dijo Jeon Ga-eul, de 30 años, que estaba tomando una copa en un bar en el momento en que se produjo la estampida. “Le dije: ¿de qué estás hablando? Y entonces salí a ver y había gente haciendo reanimación en la calle”.

El distrito es un laberinto de callejones retorcidos y en pendiente a ambos lados de la carretera principal.

La multitud era excepcionalmente densa el sábado por la noche, dijeron testigos a la AFP, y Jeon dijo que, incluso antes del desastre, se había sentido inseguro. “Había tanta gente empujándose y me vi atrapado en la multitud y tampoco pude salir al principio”, dijo. “Sentí que iba a ocurrir un accidente”.

Ayuda de los transeúntes

La estampida tuvo lugar en un estrecho callejón cerca del Hotel Hamilton, en Itaewon.

Ante el enorme número de víctimas, los primeros intervinientes en las emergencias pedían a los transeúntes que administraran primeros auxilios y realizaran reanimación cardiopulmonar a las víctimas en la calle, justo al lado del caos.

Los cuerpos de las personas que habían muerto aplastadas o pisoteadas yacían en filas, cubiertos con mantas o sudarios improvisados.

Cientos de ambulancias se alineaban frente al Hospital Universitario Soon Chun Hyang, que está cerca de Itaewon y al que fueron trasladadas gran parte de las víctimas.

En el lugar de los hechos, acordonado por la policía y bañado por el rojo de cientos de luces intermitentes, la música seguía sonando en algunos bares.

Los transeúntes, aturdidos, se sentaban en la acera y miraban sus teléfonos. Otros se consolaban, se abrazaban, mientras otros, aparentemente inconscientes de la magnitud de la tragedia que se había producido justo al lado, seguían celebrando.

Los investigadores de la policía rastreaban los callejones sembrados de escombros.

Siempre hay mucha gente, pero nunca había ocurrido algo así”, dijo a la AFP Ju Young Possamai, de 24 años, camarero en el distrito de Itaewon.“He estado en muchas fiestas de Halloween en Corea”, dijo, y añadió: “Nunca pensé que algo así pudiera ocurrir en Corea, especialmente en Itaewon”.

seul
Decenas de cadáveres tendidos en laa calle tras la estampida. | Foto: Agencias

Se temen más muertos

Choi Seong-beom, jefe del Departamento de Bomberos de Yongsan, en Seúl, dijo que el número de decesos podría aumentar y que una cifra no especificada de heridos se encontraba en estado crítico tras la estampida del sábado por la noche en Itaewon.

Indicó que los cadáveres estaban siendo enviados a hospitales y a un gimnasio, a donde los familiares en duelo pueden acudir a identificarlos. Anteriormente había señalado que la mayoría de los muertos y heridos tienen alrededor de 20 años.

Se desplegaron más de 1700 miembros del personal de respuesta de todo el país, entre ellos alrededor de 520 bomberos, 1.100 policías y 70 trabajadores del gobierno. La Agencia Nacional de Bomberos afirmó en un comunicado que todos los trabajadores de emergencia disponibles en Seúl han sido asignados al incidente.

Con información de Infobae

Lea también: 59 fallecidos durante celebraciones de Halloween en Seúl

¡No te pierdas de nada!
Síguenos en Telegram o únete a nuestro grupo de WhatsApp
También puedes seguirnos en Google Noticias

¿Usted qué opina? Deje su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar