Fernando Castro Aguayo: Gran tarea: Construir

Crear estructuras de servicio, sacar adelante una familia, abrir cauces para alcanzar mejor el bien común requiere tener una visión clara de la dignidad humana.

76

Crear estructuras de servicio, sacar adelante una familia, abrir cauces para alcanzar mejor el bien común requiere tener una visión clara de la dignidad humana de cada uno y de la importancia de la familia y de las comunidades.
Los destructores vandalizan en perjuicio de todos: destruyen irracionalmente.

Es aterrador cuando los legisladores producen leyes, invocando a la dignidad y exaltando la libertad que banalizan al ser humano. Por ejemplo: la posibilidad legal de abortar o propiciar que el fin de la vida se deje en manos de otra persona, o peor no considerar a los millones de matrimonios entre hombre y mujer que es la forma natural, para equipararlos a uniones legales entre hombres o entre mujeres. Muchas de estas acciones buscan deconstruir lo que por años, siglos, se ha consolidado como una cultura, un patrimonio, que está inscrita en el corazón humano. Esas noticias o intentos de socializar esas ideas destruyen, porque hacen inducen a pensar al pueblo sencillo que los legisladores y autoridades buscan el “bien” de las personas y de las familias.

En mi opinión, la inmensa mayoría de los venezolanos debemos protestar con la mayor fuerza posible por: 1. El intento de despenalizar el crimen del aborto, que arriesga la vida de la madre y del bebé. 2. Nuestros adultos mayores y enfermos deben morir dignamente de forma natural, nunca porque se les aplica un fármaco para morir: eso es un crimen, nunca será una muerte digna. 3: El matrimonio viene de matriz, del compromiso conyugal entre varón y mujer de amarse y procrear sus hijos. 

En estos tres puntos no cabe neutralidad: todos los credos y sobre todo mucha gente de buena voluntad están unidos y pueden y quieren hablar sin miedos y con respeto. Mediáticamente van tomando fuerza la sensatez y las convicciones profundas sobre estos temas.

Hay que construir: eso cuesta. Seguir la moda o los grandes intereses económicos es como tapar el sol con un dedo, y olvidar que construir es el objetivo y para eso hay que trabajar y muchas veces defender y resistir.

Lea también:

Tenemos el compromiso de rescatar la democracia

¡No te pierdas de nada!
Síguenos en Telegram o únete a nuestro grupo de WhatsApp
También puedes seguirnos en Google Noticias
Vía Fernando Castro Aguayo
Deja un comentario