Activan protocolo milimétrico tras la muerte de la Reina Isabel II

Operación Puente de Londres, Operación Overstudy, Pluma, León… El Gobierno británico y la Casa Real llevan tiempo diseñando el protocolo tras la muerte de la Reina Isabel II.

794

La muerte este jueves de la Reina Isabel II de Inglaterra activa un estricto y detalladísimo protocolo elaborado durante décadas por el Gobierno británico.

La última actualización de este plan se hizo con la pandemia del coronavirus. El medio estadounidense Político, publicó hace un año en exclusiva detalles del protocolo que tiene un nombre clave: se llama «Operación London Bridge» (operación Puente de Londres).

El día de la muerte de la Reina Isabel II se denomina ‘Día D’ y los días subsiguientes son ‘Día D+1’, ‘Día D+2’ y así sucesivamente hasta el ‘Día D+10’, que es cuando se debe oficiar el funeral en la Abadía de Westminster, en el centro Londres.

Reina Isabel II: Primeros minutos tras la muerte

Ese protocolo establece que, en las horas posteriores a la muerte de Isabel II, se producirá una «cascada de llamadas» para informar a la primera ministra, al secretario del Gabinete (el funcionario civil de más alto rango) y a un amplio número de ministros y autoridades. La primera ministra será informada de la muerte por el secretario privado de la reina, que también informará a la Oficina del Consejo Privado, un cuerpo de asesores de la soberana que coordinará el trabajo del Gobierno en nombre de la monarca.

3XIDRDPVYRE7NK2G24KOK543HM
La Reina Isabel II fue un ejemplo de rectitud y trabajo.

La vida de Isabel II, en imágenes

Durante muchos años se han ido filtrando algunos detalles de este protocolo. Por ejemplo, se dijo que la primera ministra recibirá una llamada en la que el secretario privado de la reina pronuncia una frase clave: «Ha caído el puente de Londres». En el protocolo publicado por Politico figura un guion de cómo se debe comunicar la noticia a los ministros. La frase es «Acabamos de ser informados de la muerte de Su Majestad la Reina» y en esa comunicación se les pedirá discreción.

Nadie del Gobierno hablará públicamente hasta que lo haga, en este caso, la recién nombrada primera ministra Liz Truss. En paralelo a la llamada, recibirán un correo electrónico del secretario del Gabinete comunicando la muerte de la soberana y esa será la señal para poner todas las banderas a media asta en menos de diez minutos. De hecho, el protocolo llega a tal punto de detalle que roza la paranoia. Llega a expresar su temor de que no dé tiempo en esos 10 minutos a bajar todas las banderas a media asta porque no sea físicamente posible y eso desate una ola de críticas ciudadanas. Este protocolo detalla, día a día, lo que hay que hacer:

‘Día D’

  • En el ‘Día D’ se reunirá el Parlamento británico y también los de Escocia, Gales e Irlanda del Norte.
  • En clara alusión al cambio de los tiempos, el plan detalla, por ejemplo, hasta qué hay que hacer en las páginas web de la familia real y del Gobierno británico: la web de la familia real será una página en negro con un escueto comunicado confirmando la muerte de la reina, y la web del Gobierno británico, así como las del resto de departamentos del Ejecutivo, tendrán que cambiar el color de su cabecera a negro y las fotos de perfil serán sustituidas por el escudo de cada Ministerio.
  • En las webs, se dejará de publicar cualquier contenido que no sea urgente y se advierte incluso de que no se hará ningún retuit que no haya sido autorizado por el jefe de comunicaciones del Gobierno central.
  • El Ministerio de Defensa preparará salvas de saludo en todas sus instalaciones.
  • La primera ministra mantendrá una audiencia con el nuevo rey, Carlos de Inglaterra, quien acto seguido se dirigirá a la nación.
  • El protocolo señala que habrá una misa en la catedral de San Pablo a la que acudirán la primera ministra y un reducido número de miembros de su gabinete… pero tiene que parecer que es algo espontáneo, según ese plan.

‘Día D+1’

En el ‘Día D +1’ se reunirá a las 10 de la mañana el llamado Consejo de Adhesión, que incluye a altos miembros del Gobierno, en el Palacio de Saint James para proclamar al príncipe Carlos como nuevo rey.

  • Los que acudan a ese acto deberán vestir de manera sobria y con colores oscuros y sin ningún tipo de adorno.
  • El Parlamento británico se reunirá para mostrar su conformidad con la proclamación y expresar sus condolencias por el fallecimiento de la soberana. A partir de ahí, se suspenderá la actividad de Westminster durante diez días.
  • Por la tarde, la primera ministra y el Gobierno mantendrán una audiencia con el nuevo rey, pero el protocolo aclara que no podrán llevar a sus parejas.

‘Día D+2’

El ‘Día D +2’ es cuando, según el protocolo, el cadáver de la reina debe ser trasladado al palacio de Buckingham si el fallecimiento se ha producido fuera de Londres. Como está en Balmoral, ¿qué dice este plan que hay que hacer?

  • Si muere en Balmoral, que está en Escocia, se activará la denominada ‘Operación Unicornio’ para trasladar el féretro a Londres en un tren real si es posible.
  • Si no fuera posible, se activará la ‘Operación Overstudy’, que significa que el féretro se trasladará en avión y la primera ministra y los miembros del Ejecutivo asistirán a su llegada.

‘Día D+3’

En el ‘Día D +3’, el nuevo rey iniciará un viaje por todo el Reino Unido, empezando por una visita al Parlamento escocés y una misa en la catedral de Edimburgo.

‘Día D+4’

Al día siguiente, el «D +4», el rey Carlos llegará a Irlanda del Norte y se hará un ensayo de la llamada ‘Operación León’, que es la procesión del féretro desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Westminster.

‘Día D+5’

El «Día D +5» será cuando se traslade el féretro a Westminster y se oficiará una misa.

‘Día D+6’ y posteriores

Desde los días «D +6» a «D +9», los restos mortales de Isabel II estarán en el Palacio de Westminster durante 23 horas al día para que los británicos puedan pasar a despedir a la soberana. Es la denominada ‘Operación Pluma’.

Estos días provocarán una carga de trabajo inmensa a todas las ramas del Gobierno, pero especialmente, por razones obvias, a los ministerios de Exteriores, Interior y Transportes. El Foreign Office se encargará de organizar las llegadas de los jefes de Estado y autoridades del extranjero. Otro quebradero de cabeza, en este caso para el departamento de Transportes, es cómo manejar el elevado número de turistas que suele haber en la capital británica y que se puede incrementar notablemente por la noticia de la muerte de la reina. El Ministerio del Interior se encargará, por supuesto, de la seguridad y los servicios de inteligencia estarán en máxima alerta ante cualquier amenaza terrorista.

El funeral, Día de Luto Nacional

El protocolo de la ‘Operación Puente de Londres’ asegura que la primera ministra y la reina han acordado que el día del funeral de Estado será un Día de Luto Nacional.

El funeral se oficiará en la abadía de Westminster. Habrá dos minutos de silencio en toda la nación a mediodía. Habrá una misa en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor y la reina será enterrada en la capilla del rey Jorge IV de este castillo.

Lea también:

Muere la reina Isabel II a los 96 años

¡No te pierdas de nada!
Síguenos en Telegram o únete a nuestro grupo de WhatsApp
También puedes seguirnos en Google Noticias

Vía Cadena Ser
¿Usted qué opina? Deje su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar