Designada Ketanji Brown Jackson primera jueza afroamericana de la Corte Suprema de EE.UU.

Ketanji Brown Jackson se convierte en la quinta mujer en 232 años que vestirá la toga del Supremo en EE.UU.

156

Estados Unidos tendrá por primera vez en su historia a una juez afroamericana en la Corte Suprema de Justicia, después de que el Senado confirmara este jueves 07.04.2022 a Ketanji Brown Jackson, propuesta por el presidente Joe Biden para sustituir a Stephen Breyer, que se retirará cuando termine la temporada judicial.

«Este hito debería haber ocurrido hace generaciones (…) Pero Estados Unidos está dando un paso gigantesco para hacer que nuestra unión sea más perfecta», afirmó el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

La Cámara Alta del Congreso estalló en aplausos cuando esta mujer de 51 años fue confirmada por 53 votos contra 47 como una de los nueve jueces, garantizando que los hombres blancos dejarán de ser mayoría en el máximo tribunal por primera vez en 233 años.

El presidente Joe Biden lo calificó de «momento histórico» para el país. Biden invitó a Jackson a la Casa Blanca para seguir con él la votación de confirmación en el Senado, que concluyó con 53 votos a favor y 47 en contra y significa que, en unos meses, se convertirá, además, en la quinta mujer que viste la toga del Supremo en sus 232 años de historia.

Ketanji Brown Jackson contó con el apoyo de tres republicanos

Jackson contó con el apoyo de tres republicanos del Senado durante un proceso de confirmación agotador y, en ocasiones, brutal, que le dio a Biden una aprobación bipartidista para su primer candidato a la Corte Suprema. Con solo 42 días, fue además una de las confirmaciones más breves de la historia.

La Casa Blanca ha organizado un acto de celebración para este viernes en los jardines de la mansión presidencial, donde tanto Jackson como Biden y la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, darán sendos discursos. Harris, que presidió la votación en el Senado, describió la confirmación como «un mensaje muy importante sobre quiénes somos como país».

El Senado confirmó a la magistrada, de 51 años, para sustituir al progresista Stephen Breyer, que había anunciado su intención de retirarse cuando concluya el curso judicial, en junio o julio.

USA Ketanji Brown Jackson | Nominierung Oberster Gerichtshof
Ketanji Brown Jackson, es la primera jueza afroamericana en la historia de EE.UU.

El origen de Ketanji Brown Jackson

Al nominarla para la Corte Suprema, el presidente Biden dijo que Jackson es «una de las mentes legales más brillantes de la nación». Su trayectoria es amplia.

Nacida en Washington DC en 1970, creció en Miami en los años en los que aún había efectos de la segregación racial en el sureste del país.

Ketanji Brown Jackson
Ketanji Brown Jackson tiene 51 años.

«Mis padres me enseñaron que, a pesar de las muchas barreras que tuviera que enfrentar al crecer, si trabajaba duro y creía en mí misma y en Estados Unidos, podría hacer cualquier cosa o ser cualquier cosa que yo quisiera ser», dice Jackson.

«Fue mi padre quien me inició en este camino. Cuando yo era niña, lo vi estudiar y se convirtió en mi primer ejemplo profesional».

En la escuela secundaria fue campeona de debate y presidenta de su clase.

Jackson posee dos títulos de la Universidad de Harvard, institución a la que ingresó con solo otros tres compañeros afroestadounidenses.

«En esos primeros momentos en los que te preguntas si perteneces, ella fue el ancla. Luego se aseguró de que todos lo fuéramos. Ella es la que se convirtió en el cimiento de todos nosotros», dice su excompañera Lisa Fairfax.

En esa época conoció a su esposo, Patrick Jackson, que era estudiante de medicina de Columbia y proviene de una familia blanca de Boston.

La carrera de Ketanji Brown Jackson

Jackson actualmente forma parte del influyente Tribunal de Apelaciones de EE.UU. para el circuito de DC.

Previamente estuvo en la defensa pública, lo que la convierte en la primera jueza de la Corte Suprema en haber sido abogada pública ante los tribunales.

Joe Biden y Ketanji Brown Jackson
Jackson fue nominada por el presidente Joe Biden.

En 2012, el entonces presidente Barack Obama nominó a Jakcson como jueza del tribunal de distrito de DC. Durante los ocho años que pasó ahí escribió más de 500 opiniones.

Entre ellas, dictaminó que Donald F McGhan II, el exabogado de la Casa Blanca del presidente Donald Trump, tenía que testificar en la investigación sobre la intromisión de Rusia en las elecciones de EE.UU.

Al ser nominada, la jueza Jackson habló de su familia y sus mentores legales y modelos a seguir.

Dijo que al trabajar como secretaria del juez Breyer (al que sustituye) de 1999-2000, aprendió lo que se necesitaba para ese cargo: «el más alto nivel de habilidad e integridad, civilidad y gracia».

La jueza Jackson también habló brevemente sobre su enfoque de la ley: «He sido juez durante casi una década y me tomo muy en serio esa responsabilidad y mi deber de ser independiente».

«Decido los casos desde una postura neutral. Evalúo los hechos, interpreto y aplico la ley a los hechos del caso que tengo ante mí, sin temor ni favoritismo, de conformidad con mi juramento judicial».

Senadores republicanos
Pie de foto,La mayoría de los republicanos optó por rechazar la nominación de Jackson.

Pero, durante las 30 horas de audiencias de confirmación, muchos republicanos consideraron que hubo fallas en sus decisiones pasadas.

La criticaron por no responder si se deberían agregar escaños a la Corte Suprema (algo que rechazan los republicanos) y por no querer definir el término «mujer». También la acusaron de indulgencia en casos de pornografía infantil.

Sin embargo, los demócratas dijeron que tiene «todas las credenciales» para el máximo cargo al que fue confirmada.

Casos polémicos

Algunas de las decisiones en su carrera judicial fueron repasadas en las audiencias de confirmación.

El senador Dick Durbin se refirió a acusaciones de que «tiene un patrón de dejar libres a los delincuentes de pornografía infantil».

Fue señalada por haber dado sentencias «indulgentes» a procesados y abogar por reducir sus penas cuando fue vicepresidenta de la Comisión de Sentencias de EE.UU., que asesora al Congreso sobre las pautas federales de sentencias.

Las afirmaciones son engañosas, según varios sitios de verificación de hechos.

«Nada podría estar más lejos de la verdad», dijo Jackson, quien eludió las críticas a sus sentencias que en ocasiones estuvieron por debajo de las pautas emitidas por el Congreso, pero no muy diferentes a las de otros jueces.

Optó por hablar del daño causado por los delincuentes sexuales y de las vidas que habían sido destrozadas Describió la gama de castigos que los procesados recibieron a través de sus fallos.

Senadores republicanos

Otro de sus momentos cuestionados fue haber sido defensora pública de detenidos de Guantánamo.

Los republicanos criticaron que hubiera dado «servicios legales gratuitos para ayudar a los terroristas a salir» de la prisión militar.

La jueza dijo que a los defensores públicos se les asignan casos y no eligen a quién representar, y que todos los acusados tienen «derecho a representación y a ser tratados de manera justa» bajo el sistema de justicia de EE.UU.

Pero reconoció que defender a los detenidos significaba, a veces, ayudar a liberar a personas que luego estaban en contra de los intereses estadounidenses.

Lea también:

ONU suspende a Rusia del Consejo de Derechos Humanos

¡No te pierdas de nada!
Síguenos en Telegram o únete a nuestro grupo de WhatsApp
También puedes seguirnos en Google Noticias

Vía DW BBC Mundo
¿Usted qué opina? Deje su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar