Dos buenas para crecer

Una frontera tan viva que permaneció cerrada tanto tiempo, es lógica que se haya atrofiado.

313

Esta semana han ocurrido dos acontecimientos dignos de ser reseñados y resaltados en este espacio.

Uno es la tan esperada apertura fronteriza entre Colombia y Venezuela. Y no vamos a caer en la diatriba de si se trata de una medida “política o electoral”.

Recordemos que se anunció hace algunas semanas y solamente se está comenzando a aplicar una apertura controlada, tras seis años de cierre que más que beneficiosa, lo que trajo fue perjuicios, para ambos países y para los habitantes de las zonas limítrofes.

Repetimos, no se verán los logros de la noche a la mañana, puesto que una frontera tan viva que permaneció cerrada tanto tiempo, es lógica que se haya atrofiado y, por lo tanto, tardará algunas semanas en aceitarse.

Son demasiados elementos a tomar en cuenta, como los temas aduanales, por ejemplo, y muchos más que se deben considerar, además del problema de la bioseguridad que es muy importante, en esta nueva realidad derivada de la pandemia de COVID-19.

Otro punto importante es que en esta apertura están de acuerdos ambos países, tras largas reuniones con los representantes de los sectores económicos de la zona que, de una u otra forma, impusieron el criterio técnico por encima del político, por eso las ideologías y los temas políticos muchas veces nos separan.

Fue el hecho de que permanecer cerrados por más tiempo, iba a agravar problemas tan delicados como el contrabando de todo tipo de mercancías, con el consabido perjuicio para aquellos que han puesto su vida en un negocio.

Así que muy bien por la reapertura que será beneficiosa para las economías de ambas naciones.

La recuperación
Por otro lado, tenemos el último informe del banco de inversión Credit Suisse que ha señalado que es optimista sobre la economía venezolana en el corto plazo.

Tanto así que, en su más reciente reporte, elevó la proyección de crecimiento del PIB de Venezuela a 5,5 % en 2021. Esto es 1,5 puntos más que su proyección anterior.

Mediante este pronóstico se destaca, que el PIB nacional podría crecer por primera vez desde 2013 y no quiero dar pronósticos positivos o despertar esperanzas a un país tan deteriorado, porque no es mi papel como analista hacer los pronósticos.

Para el año que viene el panorama, según el organismo, también es optimista, puesto que sostiene que la economía venezolana continuará creciendo a una tasa de 4,5 % y esto es aparte de cualquier tema político.

«Entre los factores positivos que alimentan la economía, se encuentran el efecto positivo sobre los ingresos de los altos precios del petróleo y el uso generalizado de las divisas en las actividades cotidianas, que ojalá no sean mal gerenciadas o mal gastadas como muchas veces en el pasado”.

Sin embargo, “esto es una noticia conocida. Lo que es nuevo son las negociaciones del Ejecutivo con la dirigencia opositora y la decisión de la oposición de participar en un proceso electoral por primera vez desde 2018», dice el informe.

«Nuestra estimación para el próximo año supone la estabilidad de la producción de petróleo y un crecimiento del PIB no petrolero de aproximadamente el 4 %.”, agrega.

Aunque la movilidad parece mayor que en el resto de la región (en relación con los niveles anteriores a la pandemia), el crecimiento de Venezuela probablemente será inferior al de Latinoamérica en 2021, agrega.

El informe también se refiere a la reconversión y coincide con nuestra apreciación acerca de que no servirá para bajar la inflación, sino se toman medidas de fondo en la economía.

Sin embargo, el Credit señala que revisan su pronóstico de inflación general anual para el año 2021 en 915 %.

De ser así, este indicador sería 1000% menos al del 2020, lo cual es muy alentador.

En la misma tónica habla de la situación de la balanza de pagos que “también mejorará en el corto plazo”.

Incluso, destaca que “si se consolidan la cuenta comercial de mercancías, más algunos otros miles de millones procedentes de las remesas, es probable que inclinen la balanza por cuenta corriente hacia un superávit de 3.400 millones de dólares».

De esta forma, nuestros propios análisis y pronósticos basados siempre en información, no en opinión, nos dan la razón, acerca de la recuperación de la economía, esto sin contar con que el presidente Nicolás Maduro tiene problemas por solucionar y medidas que tomar.

Analista Económico y Político e Internacionalista.

– Mail, TsociasL@gmail.com -Twitter: @TsociasL

Lea también:

La dolarización del salario

¡No te pierdas de nada!
Síguenos en Telegram o únete a nuestro grupo de WhatsApp
También puedes seguirnos en Google Noticias
Vía El Universal
Deja un comentario