El espacio exterior privatiza su exploración

ya existen planes más o menos viables para crear toda una industria turística más allá de nuestro planeta.

294

En el imaginario colectivo el espacio que se encuentra más allá de nuestra atmósfera es o bien el destino de nuestra especie, si esta quiere sobrevivir a la prueba del tiempo, o bien un lugar de riquezas y recursos naturales sin fin; desde oro a platino, desde helio 3 hasta el agua tan necesaria para la existencia de la vida, pero además de un sin fin de usos científicos, industriales e incluso militares, el espacio puede cumplir una función recreativa, y aunque hasta ahora el club de los seres humanos que han salido al espacio -además de los astronautas- está conformado por unos pocos millonarios, ya existen planes más o menos viables para crear toda una industria turística más allá de nuestro planeta.

Pero en el corto espacio de tiempo, el próximo civil que visite el espacio será Jeff Bezos, nada extraño si se tiene en cuenta el precio de la acción de Amazon, una empresa que ha convertido a Bezos en una de las personas más ricas e influyentes del mundo, y que le permitió incluso crear su propia “agencia espacial” Blue Origin en un ya lejano año 2000 -quizás este ambicioso proyecto sea en parte culpable de que Bezos haya dejado recientemente la presidencia de Amazon, considerando el millonario que ya era hora de dedicarse a alcanzar nuevas metas-.

El viaje de Jeff Bezos en su propia compañía espacial

Jeff Bezos viaja al espacio en su propia compañía espacial

Pocos caprichos terrenales están fuera del alcance de un billonario, así que no es de extrañar que viajar al espacio -el sueño de muchos ya desde niños- se haya convertido en “tendencia” entre los súper millonarios.

New Shepard, será la nave encargada de colocar en órbita a los hermanos Bezos -porque Jeff llevará al espacio a su hermano, convirtiéndose de este modo en el mejor hermano mayor de la historia- y a una tercera persona, también millonaria, ya que la puja por acompañar a los Bezos en su aventura espacial ya ha alcanzado cifras millonarias.

En la línea de eficacia y eficiencia que en teoría caracteriza a la empresa privada, el cohete que colocará a la New Shepard es reutilizable y despega y aterriza de forma vertical, configurándose como una buena plataforma para alcanzar el gran objetivo de Bezos, que ya desveló en el 2019 que una de sus metas principales era la de llegar a la Luna en el 2024, lo cual podría ser un claro de indicio de la colaboración entre Blue Origin y la NASA para volver a nuestro satélite. 

Y es que la exploración espacial es muy cara, y seguro que acaba siendo el destino de los dólares de una buena cantidad de inversores.

Toda industria necesita el impulso de los inversores

Pero aunque el turismo espacial de momento no vaya a estar al alcance de la mayoría de las personas, lo que sí va a estar a su alcance es la inversión, ya que la iniciativa privada siempre requiere de dinero para llevar a cabo proyectos exitosos… o fallidos, y es que aunque algunos proyectos para explotar el espacio saldrán bien y harán ganar dinero, otros tantos acabarán abocados a la quiebra, como ocurre con compañías de todos los sectores, compañías en las que se puede invertir con sus acciones de varias formas, que aunque diferentes comparten el hecho de presentar tanto beneficios como riesgos potenciales. 

Al operar realizando trading de acciones con CFDs, por ejemplo, se puede operar en corto o en largo indistintamente -en la bolsa tradicional también se puede operar en corto, pero puede ser más complejo para inversores minoristas a pesar de que es una forma de invertir bastante habitual, y más o menos agresiva, entre los grandes fondos de inversión- y mediante el apalancamiento se puede invertir incluso con poco capital, aunque obtener beneficios no es sencillo y es una herramienta que implica riesgos altos. Antes de empezar a realizar trading se debería investigar adecuadamente, ya que existe material excelente, pero requiere tiempo y paciencia para ser estudiado.

La página de un bróker social está hoy en día tan bien diseñada que su interfaz es tan amigable para el usuario como lo puede ser la interfaz de Twitter o Facebook, así que operar con trading está al alcance de cualquiera en cuanto a accesibilidad se refiere, quizás por eso mismo se acercan tantos usuarios que no se molestan lo suficiente en aprender, lo cual aumenta las posibilidades de pérdida y de acabar desencantados con una forma de invertir que puede resultar interesante estudiar. 

¡No te pierdas de nada!
Síguenos en Telegram o únete a nuestro grupo de WhatsApp
También puedes seguirnos en Google Noticias
Deja un comentario