Después de una agotadora jornada que concluyó a medianoche, cientos de venezolanos descansaron en la frontera entre Perú y Ecuador. Horas antes, formaron largas colas para ingresar al país sin pasaporte.

Para los extranjeros, conseguir un ticket para ingresar al país sin problemas, les devolvió la esperanza y el optimismo. Muchos, antes de llegar al puerto fronterizo de Tumbes, tuvieron que viajar a última hora por días.

Uno de ellos fue el ciudadano venezolano José Soto, proveniente de la ciudad de Valencia, a quien le entregaron el último ticket, cuyo número fue 9318.

“Me siento afortunado, porque imagínese, llegué en la raya. Gracias a Dios, tanto viajar, llegué y por lo menos llegué a tiempo, porque muchos vienen en camino y no van a poder entrar. Me tomó cuatro días llegar aquí”, comentó el extranjero ante las cámaras de los medios de comunicación.

Pasada las 00:00 horas de este sábado, la calma cayó sobre el Centro Binacional de Atención Fronteriza (CEBAF) de Tumbes, donde descansan los extranjeros, para continuar su viaje a primeras horas de la mañana.

El jefe zonal de Tumbes de Migraciones, Eduardo Herbozo Tarazona, mencionó que, a partir de ahora, se evaluará caso por caso la situación de los ciudadanos venezolanos que no posean pasaporte.

400 mil 200 venezolanos han ingresado al Perú, informó el superintendente de Migraciones, Eduardo Sevilla. Entre 2 mil 800 y 3 mil 500 ingresaron por día al país, hasta antes de exigirse el pasaporte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here