Inicio Destacado Vargas exige rescate de espacios aledaños a la iglesia San Simón

Vargas exige rescate de espacios aledaños a la iglesia San Simón

Concluye proponiendo el apoyo de las empresas privadas especializadas en demoliciones a que presten su servicio para cumplir con la orden.

115
0
Compartir
Iglesia San Simón de Maturín.

Este domingo 17 de Febrero, Luis Alberto Vargas, concejal del municipio y miembro de la comisión del Rescate del Patrimonio Cultural Municipal, emitió un comunicado respecto a la situación de los comerciantes que laboran en las áreas adyacentes a la Iglesia San Simón de Maturín.

«Reafirmamos nuestro compromiso público para hacer cumplir la orden de demolición (D.D.U001-2016), de los cinco locales comerciales, ilegalmente construidos y sin permisología de ningún organismo competente, en la parte trasera de la Iglesia San Simón de Maturín que es Patrimonio Cultural de la Nación, la cual fue emitida por la dirección de Desarrollo Urbano de la Alcaldía del Municipio Maturín, durante la gestión del anterior alcalde, Warner Jiménez».

En el comunicado, Vargas exige el cumplimiento de las normativas dentro del marco jurídico constitucional, regional y municipal: Ley del Patrimonio Cultural, Normativas antisísmicas sobre construcciones del Funvisis, el decreto regional # 0002-2019 de fecha 03/01/2019 relativo a la “zona de resguardo y conservación del patrimonio histórico del casco central de Maturín”, emitido por la Gobernación del Estado Monagas y la Ordenanza sobre control de construcciones, reparaciones y reformas de inmuebles publicada en Gaceta Municipal Extraordinaria #76 de fecha 03/12/2003, donde se establece claramente la protección y el resguardo de la principal obra arquitectónica del siglo XIX y principal centro de encuentro de la feligresía de Maturín.

«Asumiendo el pasaje bíblico que relata “Como Jesús echa a los Mercaderes del Templo” (Marcos 11:15-18), denunciamos la violación de las leyes y ordenanzas y de atentar contra este bello Patrimonio de todos los ciudadanos y de los feligreses, el cual se declaró culpable de sus faltas, mediante una carta de respuesta dirigida a la dirección de desarrollo urbano de la Alcaldía de Maturín, quién le había exigido detener las construcciones que para ese momento estaba realizando. Pero pese a todo eso continuó las mismas, es decir, continuó en la ilegalidad».

Denunciamos el cobro ilegal de cánones de arrendamientos, mediante contratos írritos, a los comerciantes de estos locales y de los ubicados en los espacios de la Casa Parroquial, que también es patrimonio cultural de la nación.

Exige el desalojo inmediato de todos esos comerciantes (Los mercaderes del templo) y de sus mercancías, los cuales usufructúan esos espacios, por lo que también irrespetan las leyes y a todos los católicos y demás ciudadanos.

«Rechazamos y denunciamos la táctica dilatoria puesta en marcha por los responsables de la Iglesia San Simón, quien de forma velada nos propuso un “acuerdo duradero” para frenar la irrevocable orden de demoler todas las antes mencionadas infraestructuras, que afectan el patrimonio cultural, afeando, ocultando y/o desfigurando la arquitectura original del templo.
Hacemos un llamado público a la Junta Directiva del Colegio de Ingenieros y Arquitectos del estado Monagas, a que se pronuncien sobre este caso.

Concluye proponiendo el apoyo de las empresas privadas especializadas en demoliciones a que presten su servicio para cumplir con la orden respecto a estas infraestructuras ilegales y restauración de la arquitectura original y que asuman el pago de estos gastos los sacerdotes involucrados en la ilegalidad.

Por último, hacemos un llamado a la comunidad en general, a las órdenes laicas, a las distintas órdenes cristianas de la Iglesia católica, a la superioridad eclesiástica (CEV) y a los demás miembros clérigos, para que se sumen en apoyo a esta encomiable labor de rescate de la Iglesia San Simón, último patrimonio de cultural e histórico de los maturineses.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here