Cada día se hace más difícil movilizarse en Maturín.

Los conductores de las rutas urbanas de Maturín fijaron sin autorización, el precio del pasaje en dos mil bolívares para autobuses y tres mil en busetas y carritos por puesto.
Desde ayer los colectores exigen a los usuarios a cancelar este monto para poder abordar las unidades.

Luisa Ramírez, habitante de La Floresta, aseguró que los choferes quitaron los tabuladores entregados el año pasado por la Alcaldía de Maturín, donde fijaban el valor del pasaje en mil y mil 500 respectivamente.

“Nos cobran el nuevo precio antes de subir. Nos agreden si les pagamos menos de lo que están pidiendo”, dijo.

Por su parte, José Bolívar, residente de La Cruz, afirmó que después de las seis de la tarde retiran las tablillas de las rutas y cobran hasta cinco bolívares.

Explicó que a esa hora salen los populares “piratas” porque ya no hay fiscales del Ayuntamiento en las diferentes paradas del centro de la ciudad.

Ajuste

La semana pasada el director de Transporte Público de la Alcaldía de Maturín, José Medina, aseguró que evalúan un ajuste legal del pasaje para las rutas urbanas y periféricas.

Sin embargo hasta la fecha no han realizado un pronunciamiento oficial para aumentar la tarifa fijada en diciembre del 2017.

1 COMENTARIO

  1. Transportistas aumentan el pasaje a 3 mil bolívares sin autorización
    pero con el consentimiento de los fiscales de rutas y los del “ayuntamiento” que no hacen nada al respecto sino esperar la contribucion diaria de los choferes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here