Inicio Destacado Sánchez: Tareas de «Cada familia una escuela» deberían ser chequeadas

Sánchez: Tareas de «Cada familia una escuela» deberían ser chequeadas

Manifestó que el 60 % de los venezolanos viven del día a día, y en medio de la pandemia, muchos han buscado formas de tener más ingresos, porque hay que llevar el sustento al hogar.

130
0
Compartir
Jesús Sánchez, presidente de la FVM Monagas.

El presidente de la Federación Venezolana de Maestros en Monagas, profesor Jesús Sánchez resaltó que las lecciones emitidas a través del programa especial del Ministerio de Educación denominado «Cada familia una escuela» que consiste en clases dirigidas por parte de los padres y representantes, apoyados en programas de televisión para los estudiantes deberían ser revisados antes de ser difundidos para evitar incurrir en errores.

Así lo dio a conocer durante el programa «Cuídate del coronavirus» que se transmite a través de Monagas Visión y Sonora 99.3 FM.

En tal sentido, comentó que lo más sensato es grabar estos programas para ser verificados por los especialistas, y si se comete algún error, hacer una rectificación para no generar dudas en los estudiantes.

Recalcó que los profesores fueron formados para ser docentes en aula, y lamentablemente, muchos de ellos no cuentan con las herramientas tecnológicas como para llevar adelante este formato de clases en línea, que deben contar con una buena plataforma de Internet, correo electrónico o uso de las redes sociales como el whatsapp para asignar y recibir las tareas y trabajos que el docente plantee.

De igual forma, respecto a los programas de televisión difundidos, advirtió que al mejor cazador se le va la liebre y cualquiera puede equivocarse ante una cámara de televisión por los nervios y sufrir un olvido. Lo grave, a su juicio, es no rectificar los errores y que esas dudas se queden en el aire.

Al ser consultado sobre el abastecimiento del combustible, afirmó que dentro de los sectores priorizados no incluyeron a los docentes. El profesor que pudiese tener su carro para movilizarse, no tiene esta opción.

«El problema ahorita es llegar a abastecerse, porque hay que pasar días y noches para intentar surtir gasolina. Al menos, uso el transporte público porque me puedo movilizar en el centro, pero un docente que viva en La Cruz y trabaje en Sabana Grande, no puede hacerlo. Aparte de la escasez de gasolina, el pasaje es otro desastre.

«La pandemia nos hizo ver lo mal que estábamos y lo mal organizados que seguimos. Usted puede tener un salvoconducto, pero si va a las estaciones de gasolina sin dólares, no abastece. Las colas ¿por qué las hacen a 500 metros? ¿por qué una cola avanza y las otras no?», se preguntó.

Afirmó que «también llenan los tanques y van y revenden la gasolina que era la más barata de todo el mundo, ahora por esta situación es la más costosa».

Acerca de las tareas dirigidas en el hogar de padres a hijos, con el programa «Cada casa una escuela» manifestó que esto también puede complicarse.

El maestro debe tener una formación pedagógica y unas cualidades, y hay muchas papás y mamás que como no la tienen pierden la paciencia muy fácil, y todo hasta puede culminar en una situación de maltrato infantil.

El asunto es que, en este caso, los padres y representantes primero tienen que armarse de paciencia, y poner carácter para cumplir los objetivos trazados. También es bueno apoyarse en la tecnología con tutoriales para ayudarse. Quienes no tienen las herramientas tecnológicas o Internet, siempre de repente habrá algún vecino o familiar que sea educador y pueda prestar el apoyo. El problema es que se puede producir una generación frustrada por esta situación.

También se presentaron dudas sobre quienes no saben cómo explicar física, química y matemáticas, para despejar los problemas de los estudiantes de bachillerato.

Hay personas que tienen facilidad con los números, pero otras no. Pero, ahora nos está tocando lidiar con esto porque los muchachos están muchos a punto de ingresar en la Universidad y si no aprenden lo esencial, las fallas que lleven las seguirán arrastrando, el resultado, de no atacarlo, es seguir colaborando con la deserción escolar.

Manifestó que el 60 % de los venezolanos viven del día a día, y en medio de la pandemia, muchos han buscado formas de tener más ingresos, porque hay que llevar el sustento al hogar.

Por otra parte, tenemos 56 días de pandemia. Muchos cumplieron 40 días las cuarentena y después, cumpliendo actividades solo hasta el mediodía, mientras en Monagas, no se ha reportado un contagio.

Ante estas cifras se puede pensar en flexibilizar los horarios y que algunas empresas puedan comenzar a trabajar, pero con todas las estrictas medidas para motorizar la economía.

Buscar opciones de ingresos

El 90 % de las personas tienen alguna alternativa laboral, ante la difícil situación económica del país. «Mi quincena en el Ministerio son dos kilos de espaguetis, lo que quiere decir que tengo que buscar otros ingresos. Siempre guardando las medidas de seguridad para evitar cualquier contagio del coronavirus».

Respecto a la contratación colectiva de los maestros, informó Sánchez que sigue sin discutirse, pero que los planteamientos siguen allí, aguardando que el Ministerio de Educación los evalúe y tome decisiones importantes en materia salarial, porque para nadie es un secreto que con el salario mínimo de 800 mil bolívares nadie vive.

 

RugsUSA WW

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here