Inicio Destacado A puertas cerradas enterraron a Oscar Pérez en cementerio del Este

A puertas cerradas enterraron a Oscar Pérez en cementerio del Este

Solo pudieron estar en el sepelio, una tía (Aura Pérez) y una prima (Francis Pérez=

502
0
Compartir
Solo abrieron el cementerio después que sepultaron a Pérez, cuando entraron para darle último adiós | Foto: @EfectoCocuyo

El cuerpo del exfuncionario del Cicpc, Oscar Pérez, fue enterrado a primeras horas de la mañana de este domingo 21 de enero, en el cementerio del Este en Caracas que fue cerrado y estuvo bajo custodia militar, según informó el director ejecutivo del Foro Penal, Alfredo Romero en su cuenta Twitter.

Al camposanto solo permitieron la entrada de la tía del joven abatido junto con otros seis compañeros el pasado lunes en El Junquito, además de una prima del expiloto que en junio de 2017 se rebeló contra el Gobierno, secuestró un helicóptero y disparó contra las sedes del Ministerio de Interiores, Justicia y Paz y el Tribunal Supremo de Justicia.

Romero detalló que a las 6:10 de la mañana, el cuerpo de Pérez ya estaba en el cementerio, por lo que pasó seis días en la morgue de Bello Monte y solo fue el jueves pasado cuando permitieron a su tía Aura Pérez identifcarlo, pero jamás le entregaron el cadáver como corresponde según las leyes venezolanas.

Tampoco, como hicieron con los otros seis abatidos, permitieron que sus familiares pudieran velarlos como es costumbre. Lo llevaron directamente al camposanto y controlaron quienes o no podían estar en el lugar.

El cementerio solo fue abierto después de que el cuerpo había sido enterrado, algo que la prima del abatido, Francis Pérez, consideró como una burla para su familia.

Según las actas de defunción, seis de los siete muertos -entre ellos Pérez- perdieron la vida por un disparo en la cabeza.

Los restos de Abraham Agostini y José Díaz Pimentel fueron sepultados este sábado 20 de enero en el mismo cementerio del Este de Caracas en el que reposa Pérez, en un entierro que las familias no habían autorizado y con la única presencia permitida de sus parientes más próximos.

Lo mismo ocurrió con los cadáveres de las otras cuatro personas muertas –el periodista Daniel Soto, los militares hermanos Abraham y Jairo Lugo y la novia de este último, la enfermera Lisbeth Ramírez-, que fueron trasladados a sus estados de origen en avión militar para ser allí sepultado en un cementerio con fuerte presencia militar.

Los parientes de Ramírez esperaron durante horas en un cementerio para descubrir finalmente que el cuerpo de la enfermera de 30 años había llegado a otro camposanto, en el que fue enterrada de noche.

En su última acción, Pérez asaltó junto a sus hombres un cuartel militar, del que sustrajo armamento y en el que sometió a los soldados sin agredirles y les recriminó que sigan apoyando a Maduro, según puede verse en una grabación de los hechos que él mismo difundió.

El lunes 15 de enero, tanto Pérez como sus compañeros, fueron abatidos en un operativo de los cuerpos de seguridad, donde a pesar de que el ministro del Interior, Néstor Reverol, señaló que hicieron uso proporcional de la fuerza, en videos divulgados se ve cómo disparan un lanzamisil a la vivienda donde estaban.

Además, en varios videos Pérez pidió rendirse y que no efectuaran disparos para impedir murieran inocentes, algo que finalmente no sucedió, como lo demostraron las autopsias y el reconocimiento de los cadáveres por parte de sus seres queridos.

Este sábado hubo concentraciones en favor del expiloto en Caracas, pero también protestas en la morgue de Bello Monte para exigir entregaran el cuerpo a sus familiares. La GNB dispersó a los manifestantes con gases lacrimógenos y piedras.

Lea también:

Se concentran en Parque Cristal en memoria de Oscar Pérez

RugsUSA WW

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here