Inicio Destacado Hoy se cumplen 20 años de la tragedia de Vargas

Hoy se cumplen 20 años de la tragedia de Vargas

224
0
Compartir
El pueblo varguense sufrió los embates de la naturaleza.

Este domingo se cumplen dos décadas de la tragedia de Vargas. En la memoria quedaron incrustados esos momentos en los que el agua, las rocas, los árboles y las toneladas de lodo bajaron con furia del cerro el Ávila.

El Nacional reunió las fotos más impactantes que reposan en sus archivos.

Estas forman parte de la radiografía del deslave que casi hace que varias zonas de la entidad desaparecieran del mapa.

No hay cifras exactas sobre la cantidad de personas que fallecieron durante la tragedia de Vargas del 15 de diciembre de 1999.

Las estimaciones de las autoridades en esa fecha señalaron que el número de muertos ascendería a las 30.000 víctimas, pero nunca se confirmó.
Los sobrevivientes encontraban muertos en cualquier parte. Miles resultaron heridos y perdieron sus hogares.

 

La tragedia de Vargas - El Nacional

Muchas personas murieron tapiadas dentro de sus viviendas porque no pudieron salir. Las calles completas quedaron cubiertas de lodo.
Unos abandonaron sus hogares con lo que podían, pero otros se negaron a dejar atrás lo que tenían.

Durante semanas los varguenses trabajaron arduamente para despejar, en la medida de lo posible, las vías que quedaron totalmente obstaculizadas por el lodo, la basura, las piedras y los escombros.

 

Miles de viviendas y edificios quedaron destruidos por las rocas y los árboles que la fuerza de la naturaleza arrastró. Había piedras tan enormes que podían compararse con el tamaño de la sala de una vivienda.

Monagas cobijó a muchos afectados

De aquellos días recordamos que Monagas recibió a numerosos varguenses quienes se quedaron sin hogar y fueron trasladados a refugios improvisados que se instalaron en el Polideportivo de Maturín, Protección Civil en primera instancia, para luego pasar a casas en el sector La Llovizna y Paramaconi.

Muchos residen en La Llovizna o en el complejo Paramaconi. Fueron momentos difíciles. Los rostros de los varguenses reflejaban el intenso dolor de perder en una noche a familiares y sus viviendas, tras una lluvia interminable que provocó el deslave en Vargas.

Buena parte de ellos, al estar acostumbrados a vivir a orillas de la playa no se adaptaron a la geografía monaguense y decidieron retornar a zonas costeras, más parecidas a su habitual entorno.

 

RugsUSA WW

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here