Inicio Destacado Daniel Alvarado deja un legado de arte, gaita y amor (+videos)

Daniel Alvarado deja un legado de arte, gaita y amor (+videos)

La desaparición física de Daniel Alvarado sorprendió al país, tras ocurrir en su casa un accidente doméstico.

167
0
Compartir
Daniel Alvarado será recordado como un gran Primer Actor y como el Negrito fullero.
“Su amplia y exitosa carrera en el cine, teatro y televisión fueron el reflejo de la pasión y el entusiasmo que lo caracterizaron. Así queremos recordarlo. Su más grande deseo fue volver a darle al público todo lo que por tantos años reflejó en la pantalla”, se lee en el comunicado firmado por la Familia Alvarado, a propósito del fallecimiento de Daniel Alvarado (Maracaibo, 1949-Caracas, 2020).
El histrión quería regresar a una de sus grandes pasiones: la interpretación. La otra, era la música. El actor y cantante zuliano, de 70 años, sumaba más de seis décadas de trayectoria profesional cuando lo encontró la muerte en un accidente doméstico.
“Yo soy un hombre formado en el teatro. Me gusta el teatro francés y el italiano y todos sus autores, pero definitivamente me gusta el teatro circular, el teatro circular se parece más a un teatro íntimo. Eso es lo que me gusta a mí”, expresó Daniel Alvarado en un video que grabó para Instagram en septiembre de 2019.
Esa pasión llamada actuación
En 1996, su talento fue reconocido internacionalmente al ser galardonado como Mejor Actor en el Festival de Cine de Biarritz, por su interpretación en la película Desnudo con naranjas, del realizador Luis Alberto Lamata. Por el mismo personaje fue premiado en otros eventos del séptimo arte realizados en Estados Unidos, Francia y Rusia.
A lo largo de su carrera, Alvarado participó en más de 90 dramáticos y 30 montajes teatrales.
Incursionó en la pantalla chica en La cruz de la montaña, pero muchos consideran que se consagró con el personaje de Mauricio Lofiego en La dueña, basada en El conde de Montecristo, original de Alexandre Dumas, con guión de José Ignacio Cabrujas y Julio César Mármol, en la que compartió créditos con Amanda Gutiérrez y que fue transmitida por Venezolana de Televisión.
“Siento un profundo dolor, me invaden tantos recuerdos, tantas cosas que hicimos juntos (…) ¡Estoy en shock! ¡Hasta la vista amigo!”, escribió Gutiérrez sobre Alvarado.
Trabajó en las producciones dramáticas Alba Marina, La revancha, Guerra de mujeres, Mi gorda bella, Virgen de la calle, Cosita rica, Dulce amargo, Calle Luna, Calle Sol y La fiera. A través de la señal de Venevisión, el país lo vio encarnar al pelotero de los Leones del Caracas, Baudilio Díaz.
En la pantalla grande brilló en De mujer a mujer, de Mauricio Walerstein, El secreto, Disparen a matar, Sangrador, Río negro y, hoy por hoy, se recuerda su performance en Macu: La mujer del policía, de la directora Solveig Hoogesteijn.
“Yo lo acompañaba a sus rodajes y aprendía tanto de él. Era un monstruo, sus compañeros lo amaban”, contó su sobrino, el animador Leonardo Villalobos.
Sabor zuliano
Daniel Alvarado comenzó su carrera como cantante de gaitas y se hizo un lugar en el imaginario popular con su interpretación del tema «El negrito fullero», de Cardenales del Éxito. También, integró las filas de Los Melódicos, orquesta en la que popularizó El pastorcillo.
Tuvo siete hijos: José Daniel (☨), Luis, Daniela, Carlos Daniel, Daniel Alejandro, Diego José y Calvin Daniel, fruto de sus tres matrimonios. Estuvo casado con las actrices Carmen Julia Álvarez y Emma Rabbe.
“Daniel fue primero que nada mi amigo. Coincidíamos en novelas, nos reíamos mucho, nos llevábamos muy bien y ahí empezó todo (…) era muy fuerte lo que nos iba a pasar y lo que nos pasó”, contó en su momento Carmen Julia Álvarez a Rocío Higuera en el programa “En íntimo”, de Globovisión.
El tercer domingo de junio, su hija Daniela Alvarado le dedicó unas sentidas líneas. “A mi papá le quisiera quitar las penas, y sé que él quisiera quitarme las mías. A mi papá pocas veces lo he visto llorar, no me gusta verlo llorar. A mi papá lo he visto perder, perderse, ganar y levantarse. A mi papá le debo mi corazón, porque su nobleza e inocencia, también son las mías. A mi papá le perdoné, lo entendí y lo abracé. A mi papá, a mi viejito. Te amo papá”.
“Hasta el último momento se mantuvo activo y feliz en compañía de sus más cercanos afectos. Daniel nos deja un legado de amor a su familia, a su carrera y a su país”, finalizó el comunicado de la Familia Alvarado y quienes lo conocieron, saben que fue así. @yolimer
 
RugsUSA WW

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here