Inicio Regionales Ciudad Casas abandonadas: La nueva guarida de los indigentes

Casas abandonadas: La nueva guarida de los indigentes

En el caso dos viviendas ubicadas detrás de la UBV que tienen un extremo derrumbado, habitan unas 15 personas entre ellos dos niños

316
0
Compartir
Arman fogones para cocinar/Foto: Cortesía.

En los últimos meses incrementó el índice de personas en situación de calle en Maturín. En su mayoría padecen enfermedades congénitas, seguido por un grupo abandonado por su familia que no tiene un hogar donde habitar.

En ese sentido, muchas propiedades en el casco central que fueron abandonadas por sus propietarios, motivados por diáspora, fueron tomados por los indigentes para constituir sus residencias.

En el caso dos viviendas ubicadas detrás de la UBV que tienen un extremo derrumbado, habitan unas 15 personas entre ellos dos niños que no están escolarizados. La mayoría pasan el día en la calle hurgando en la basura, limpiando vidrios, reciclando botellas, entre otros trabajos improvisados que realizan para adquirir unos bolívares y poder comprar lo que comen todos los días, “sardina con casabe “.

Aunque la mayoría tienen conductas inapropiadas, llevan cerca de dos años durmiendo en la calle, donde su único techo es el cielo y están expuestos a los cambios climáticos.

Rosniel Brito, relató que estos espacios no cuentan con los servicios básicos, sin embargo, tienen un techo donde pasar la noche, el cual a su juicio es mejor que la acera de la calle o la raíz de un árbol.

“Tenemos cinco meses viviendo aquí. Solo tenemos agua, debemos cocinar en fogones que armamos en el suelo”, detallo.

Las condiciones inhumanas en las que viven estas personas son alarmantes, ya que en su mayoría son discapacitados, padecen enfermedades crónicas o tienen antecedentes penales y no es fácil reinsertarse en la sociedad a pesar de los diferentes programas de inclusión que se desarrollan en la región.

RugsUSA WW

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here