Inicio Opinión Bolivia, la tragedia de la reelección

Bolivia, la tragedia de la reelección

Como latinoamericano deseo fervientemente que Bolivia encuentre canales democráticos para superar la crisis y que se reencuentren los bolivianos.

79
0
Compartir

La reelección ha sido una desgracia en América Latina. Buenos presidentes han terminado haciendo mucho daño por la nefasta ambición de perpetuarse en el poder. Menem en Argentina y Fujimori en Perúson ejemplos elocuentes.

Venezuela no ha sido la excepción. Las reelecciones de Carlos Andrés Pérez y de Rafael Caldera terminaron siendo muy negativas para el país y para la figura histórica que representaban.
Frente a los dos se pueden hacer muchas consideraciones positivas, pero sus dos segundosgobiernos quedaran marcados por haberle puesto punto final a los únicos 40 años de paz,democracia, alternabilidad, plena vigencia del Estado de Derecho, separación y control de los poderes públicos, que hemos vivido en nuestra historia, con gobiernos civiles elegidos popularmente.
El saldo del segundo gobierno de Pérez fue la tragedia del Caracazo, el regresó a la práctica primitiva de intentar sacar a los gobiernos por la fuerza y un presidente destituido y en manos de Rafael Caldera, padre de la democracia,“se perdió la República”.
Bolivia ha sido el país de mayor inestabilidad política de Sur América. Su historia está llena de golpes de Estado y presidencias interrumpidas.
Evo Morales llegó al poder luego de que Bolivia tuvo 4 presidentes en 5 años. Ha dirigido el período de mayor estabilidad política que ha vivido Bolivia en su historia y ha sido el presidente con mejor desempeño económico.
Evo Morales aprovechó los altos precios de las materias primas para lograr un crecimiento económico superior al 5%promedio anual entre el 2005 y 2014 y gracias a que manejó esa abundancia con más responsabilidad que en Venezuela, a la caída de los precios del petróleo y del gas, la economía no ha entrado en la crisis profunda en la que entró la venezolana.
Evo Morales se pudo haber ido del poder como el mejor presidente de la historia de Bolivia. En lugar de eso ha provocado una confrontación radical entre bolivianos por la maldita obsesión de poder y el afán de perpetuarse en la presidencia, pasándole por encima a la Constitución Boliviana. Evo Morales es el principal responsable de que hoy Bolivia se encuentre sumergido en una incertidumbre que no presagia nada bueno.
La economía boliviana está enfrentando un momento delicado. La caída de los precios de las materias primas ha obligado al gobierno a recurrir a las abundantes reservas internacionales que había logrado amasar y a préstamos para sortear la crisis. El superávit de que disfrutó el país hoy se ha convertido en déficit. Todo parece indicar que un próximo gobierno tendrá que desarrollar un plan de ajuste que,como todos, tendrá un costo social y político importante. Que difícil va a ser llevarlo adelante en medio de una sociedad confrontada y radicalizada.
Como latinoamericano deseo fervientemente que Bolivia encuentre canales democráticos para superar la crisis y que se reencuentren los bolivianos en la causa común de lograr crecimiento económico y justicia social.
Los países que se dividen, que se radicalizan,se destruyen. Los países progresan cuando logran consensos, cuando se ponen de acuerdo, cuando ponen sus diferencias de lado y priorizan los objetivos comunes.

RugsUSA WW

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here