Inicio Opinión Asuntos sobre la soberanía

Asuntos sobre la soberanía

La soberanía, según la interpretación constitucional, es entendida como el poder o señorío ilimitado que la nación tiene para determinar su propia forma política.

114
0
Compartir

Según Bodino la soberanía es el poder absoluto y perpetuo de una República, el derecho que tiene a ejercer su poder. Rousseau, por su parte, asume que la soberanía debe residir en el pueblo y no en una autoridad, ya que el pueblo es quien debe controlar al Estado (soberanía popular), y agregando además que la soberanía es indivisible e inalienable y pertenece solo al pueblo.

La soberanía nacional significa, desde el punto de vista del Derecho Internacional, dos cosas: uno, el reconocimiento del derecho exclusivo y universal del Estado a promulgar en su territorio normas jurídicas que vinculan a sus nacionales (soberanía territorial), es decir, el reconocimiento del poder de tomar la última decisión sobre personas y cosas en su territorio y de decidir sobre el estatus de éstas (soberanía interior).

En segundo lugar, en las relaciones exteriores la no sumisión a otros estados, pues a todos ellos les reconoce igual autoridad, conocida como la soberanía exterior. La soberanía interior de los estados incluye su autonomía constitucional, el derecho de éstos a autogobernarse, la elección del sistema político, económico, social y cultural; competencias tradicionalmente atribuidas al Estado y protegidas por el principio de no intervención. En este punto convergen la soberanía nacional y la soberanía popular garantizada por el derecho a la libre determinación de los pueblos; dicho derecho parece ser el motivo por el que se protege la soberanía nacional.

Por otra parte el pueblo, en ejercicio del poder constituyente, se otorga una Constitución y le otorga validez normativa, pudiendo derogarla después. Cuando actúa como poder constituyente el pueblo es, sin duda soberano, pues no está atado a disposición constitucional ninguna.

El poder constituyente existe -a decir de Negri- “fuera del Estado constitucional o, desde un punto de vista temporal, antes del Estado constitucional”.

La soberanía, según la interpretación constitucional, es entendida como el poder o señorío ilimitado que la nación tiene para determinar su propia forma política, es decir, el poder constituyente, entendida además como independencia –hacia lo externo-, plasmada en un acto de orden -la Constitución- la cual crea al Estado como organización titular de las potestades, funciones y poderes que serán ejercidos por determinados órganos.

RugsUSA WW

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here