Inicio Entretenimiento Amador Bendayán se adueñó de los sábados

Amador Bendayán se adueñó de los sábados

235
1
Compartir
Amador junto a Farrah Fawcet, uno de los Ángeles de Charlie.

¡Yaaa regresamooosss! Con ese grito de guerra despedía Amador Bendayán cada bloque de Sábado sensacional que cada fin de semana se adueñaba de la atención de las familias venezolanas. Y no era para menos.

Por el cuarentón espacio de Venevisión pasaron las principales figuras del mundo del entretenimiento: Olivia Newton Jones, Lee Majors, Lindsay Wagner, Erik Estrada, Kabir Bedi y un jugoso etcétera que abarca a los hispanoamericanos más exitosos.

Con el programa, “El pequeño gigante de la televisión”, como quedó registrado para la historia, coronó una carrera que se extendió más de 50 años desde que comenzó en la radio y transitó en la gran pantalla tanto en Venezuela como en México.

El taquillero. De padres marroquíes, Amador Bendayán Bendayán nació el 11 de noviembre de 1920, en la población aragüeña de Villa de Cura. A los ocho años llegó a Caracas y a los 17 debutó en Ondas Populares, de la cual saltó a Radio Tropical, con Cada minuto una estrella.

A este espacio le siguió El bachiller y Bartolo en Radio Continente que se convirtió en un éxito de tales dimensiones de audiencia que fue negociado con Radio Caracas Radio. La vigencia de los personajes, por su tono popular, llevó al traslado de la historia a la naciente programación de Radio Caracas Televisión, donde se mantuvo hasta mediados de los 60.

Pero ese no fue un éxito aislado. Con La bodega de la esquina, junto a María Teresa Acosta, Fina Rojas y Yolanda Méndez, constató la fidelidad del público que lo ubicó como un comediante de altos quilates. De hecho, es el único cómico venezolano incluido en el Diccionario mundial de la risa elaborado por el francés Jacques B. Brunios.

En 1947 dio sus primeros pasos en el cine con el largometraje Misión atómica, el primero de una serie que lo involucró en rodajes en suelo patrio y en territorio azteca.

Yo y las mujeres; Napoleoncito; El reportero; Escuela para solteras; Yo quiero una mujer así; El ídolo; Si yo fuera millonario, al lado de la icónica diva María Félix; y OK Cleopatra, en la que compartió créditos con Lupita Ferrer, son algunos de los títulos que nutrieron su faceta como actor, con importantes taquillas recaudadas en México, Venezuela, Argentina, Ecuador y Puerto Rico.

El salto. Con un nombre consolidado en el mundo del humor, Amador Bendayán dio un siguiente paso. Esta vez en el mundo de la animación. Así surgió Sábado espectacular que nutrió la parrilla de RCTV desde 1968 hasta 1971, cuando terminó su relación con el canal de Quinta Crespo.

Una oferta recibida desde La Colina produjo la mudanza y el nacimiento de Sábado sensacional, en el que compartió como productor con el argentino Ricardo Peña. En los últimos años de su vida, debió alejarse algunos periodos de la pantalla por el daño que causó la diabetes en su cuerpo. Murió el 4 de agosto de 1989. Fue sucedido por Gilberto Correa.

Imbatible

La fórmula ideada por Amador Bendayán de un programa sabatino ha resultado imbatible. Si bien desde Bárcenas probaron con La feria de la alegría, animado por Henry Altuve; y El show de fantástico, conducido por Guillermo González; ninguno de estos programas logró destronar al maratónico que hoy está en manos de Henrys Silva, Fanny Ottati y José Andrés Padrón.

Marriott International WW

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here