La Comisión de Finanzas hizo un balance de la inflación durante los últimos 12 meses | Foto: @AsambleaVE

La Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN) presentó este lunes 8 de enero las cifras económicas que experimentó Venezuela durante el año 2017, un informe en el que señalan que en los últimos 12 meses el país acumuló un índice de 2.616 % de inflación.

El presidente de este grupo parlamentario, José Guerra, recordó que somos el único país del mundo con hiperinflación, al tener cifras por encima del 50 % desde el pasado mes de noviembre.

A su juicio, para contrarrestar esto se debería eliminar el control de cambios y el Banco Central de Venezuela (BCV) tiene que fijar un tipo de cambio estable, dejar de imprimir dinero inorgánico que no tiene respaldo, refinanciar la deuda externa, solicitar ayuda financiera internacional e implementar un plan de ayuda a la población más vulnerable, lo que pasa por eliminar los programas de subsidio que mantiene el Ejecutivo nacional.

Por su parte, el legislador Rafael Guzmán “no hay aumento de salario que pueda combatir esta situación“, dijo durante la presentación de las cifras, al referirse al último incremento de sueldo mínimo que decretó el presidente de la República Nicolás Maduro, el pasado 31 de diciembre.

Guerra añadió que “el 70 % del déficit del Gobierno venezolano para el año 2017 fue financiado con impresión de dinero“, y agregó que “La inflación es distinta a la hiperinflación porque la inflación dentro de todo es normal. Una hiperinflación es insoportable. Es la ruina de un país”, advirtió.

Alertó además que las proyecciones indican que este 2018 podría superar el 10.000 % si el BCV sigue su política de financiar el déficit fiscal del Ejecutivo.

Para los dos legisladores la depreciación del bolívar nace del control cambiario, que a su juicio lo mantiene Maduro para enriquecer a un pequeño grupo de su entorno que adquiere divisas baratas para inyectarlas en el mercado negro y provocar el desplome de la moneda nacional.

Guzmán afirmó además que lo ocurrido el fin de semana con las fiscalizaciones de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Económicos (Sundde) que ordenó bajar los precios a 26 cadenas de supermercados, solo agravará la crisis en el país.

Lo que sucedió el fin de semana sólo agravará la crisis. Atacar comercios y a la propiedad privada sólo aumenta el desabastecimiento. Somos el único país del mundo con hiperinflación y si no se corrige, la Sundde, la GNB, el DGCIM, el Sebin, pueden hacer cuantas inspecciones quieran y los precios seguirán subiendo”, manifestó.

Lea también:

Sundde ordenó colocar precios de diciembre a diversas cadenas tras detectar presuntos ilícitos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here