Inicio Opinión Seguimos hundiéndonos

Seguimos hundiéndonos

Necesitamos una respuesta del liderazgo de todas las tendencias.

107
0
Compartir

La llegada de la Semana Santa nos sorprendió con el anuncio oficial declarando lunes, martes y miércoles como no laborables. Se repite lo vivido en otras ocasiones, la más cercana la de Carnaval, cuando se nos invitó a holgar y bailar desde temprano. En esta oportunidad es para ahorrar consumo eléctrico, en Carnaval supongo que para “enfriar” el ambiente político.

Por un lado, el gobierno afirma con énfasis que necesitamos superar un siglo de rentismo petrolero, y nos insta a ser intensamente productivos bajo su guía. Pero por el otro la realidad se impone: no hay suficiente electricidad, ni gasolina, ni divisas, ni habilidad gubernamental, ni institucionalidad, ni acuerdo político para que el país arranque a marchar hacia algún tipo de progreso.

No son solo las sanciones de Trump pues ellas -aunque nos afectan de modo grave- empezaron realmente a partir de agosto de 2017, mientras que la crisis económica y social del país comenzó antes, al menos desde el año 2014, y tiene su propia historia. Podemos discutir sobre las causas y los responsables: causas de la crisis hay varias y responsables también, con el gobierno de Maduro entre los primeros, sin ser el único. Pero lo urgente ahora es cómo parar este derrumbe que amenaza con condenarnos por décadas a la pobreza, el sufrimiento y el atraso.

Los números pueden lucir fríos en sí mismos: la baja en la producción de petróleo, la caída del Producto Interno Bruto, la hiperinflación, la magnitud de una corrupción sin enemigos… Mas esos números se traducen en penalidades concretas de millones de personas: los que tuvieron que emigrar, las que se quedaron, los que no consiguen la medicina necesaria, las que perdieron el trabajo, los que abandonaron los estudios, las pequeñas y los pequeños que no están comiendo lo suficiente…

Necesitamos una respuesta del liderazgo de todas las tendencias, con menos retórica épica y más compromiso con un pueblo. Ya el gobierno de Maduro no nos puede sacar de la crisis, aunque supiera cómo hacerlo: no puede generar ni atraer el flujo de inversión que se requiere. Todos los partidos merecen su espacio, no es cuestión de vencedores y vencidos. Y hay que buscar salidas endógenas y consensuadas, que deben pasar por una consulta popular.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here