Uno de cada tres pacientes diabéticos desarrollan retinopatía, una enfermedad silenciosa que puede causar ceguera, pero es poco conocida por los médicos de las instituciones de salud pública,señalan especialistas mexicanos.

Una persona con diabetes tarda entre cinco y 15 años en desarrollar esta complicación, según los cuidados y el control clínico que mantenga, pero en la mitad de los casos no es diagnosticada a tiempo por el médico general, dice a Efe Francisco Nava, cirujano miembro del Consejo Mexicano de Oftalmología.

La retinopatía diabética es la tercera causa de ceguera irreversible en el mundo. Se caracteriza por una pérdida paulatina de visión debida al deterioro causado en los vasos sanguíneos de la retina por los elevados niveles de glucosa.

Nava, cirujano oftalmólogo con subespecialidad en Órbita, Párpados y Vías Lagrimales, afirma que esta enfermedad “no es muy conocida” por los médicos de primer nivel encargados de dar atención y seguimiento a pacientes diabéticos, sobre todo los que atienden en instituciones públicas.

Afirma que los profesionales de la salud “deben reeducarse” para identificar las complicaciones oculares pues durante las citas de revisión con el paciente “se preocupan por la filtración renal o cómo está el pie, pero olvidan derivarlos con un oftalmólogo”.

Las revisiones cada seis meses evitan que avance y se presenten complicaciones como la formación del edema macular, que causa ceguera irreversible, recalca el especialista.

El edema es causado por coágulos en el interior del ojo que hacen que el paciente perciba los objetos distorsionados, “como si estuviera viendo a través de agua”, explica.

También es común que la persona vea las líneas rectas con “ondulaciones o colores menos nítidos”, y en los casos con daño más avanzado “es posible que perciba manchas negras en su campo de visión”, agrega.

Aunque la retinopatía no es curable sí se puede revertir su progresión mediante un tratamiento de inyección de fármacos antiangiogénicos, que regulan la formación de los vasos sanguíneos dentro del ojo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here