Hablar de una piña colada es sinónimo de un excelente día de playa. Una refrescante y atrevida bebida ideal para acompañar un buen día de bronceado. Un trago que en definitiva no deja indiferente a nadie.

En este caso, se trata una variación. En una presentación diferente, este tropical coctel viene a renovar la manera de consumirlo. Sin perder su esencia refrescante ante el calor, se añade la típica sensación cremosa propia del helado.

Una degustación deliciosa para percibir los sabores del coco, la leche condensada y el ron.

Helado de piña colada

Ingredientes

1 lata de leche condensada
½ kilogramo de nata montada
1 lata pequeña de piña
100 gramos de coco rallado
1 yogurt natural
1 copita de ron

Preparación

Licuar la lata de piña con su jugo hasta obtener un puré fino. Añadir la leche condensada, el coco rallado, el yogurt y el ron. Mezclar bien.

Incorporar la nata y dejar en el congelador de dos a tres horas.

Retirar y batir enérgicamente. Servir en varios recipientes y refrigerar hasta que esté congelado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here