Inicio Economía Precios se disparan ante proximidad de nuevo salario mínimo

Precios se disparan ante proximidad de nuevo salario mínimo

Gremios y sindicatos consideran que gobierno aumenta la pobreza

389
1
Compartir
En Caracas el aumento de los precios es a diario.

Representantes del sector gremial y sindical expresaron su preocupación por que los precios de los alimentos y productos se han disparado tras conocerse que el Gobierno anunciará un nuevo salario mínimo, el próximo 1 de mayo.

José Elías Torres, secretario general de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), y José Trujillo, presidente de la Comisión Gremial de la Asamblea Nacional (AN), coincidieron en señalar que un nuevo aumento salarial “aterra” y “alarma” a los trabajadores públicos y privados.
«Más inflación y cuando todavía no se ha concretado los precios se disparan todos los días» comentaron a El Universal algunas personas que viajaban en el Metro de Caracas.
«El pollo subió a 4.700 bolívares el kilo, la carne a 10.300, el kilo de queso a 12.800 bolívares y un cartón de huevos a 12.600 bolívares», reclamaban los pasajeros.
Luego de las declaraciones del diputado opositor José Guerra quien propuso aumentar el salario mínimo a 20 dólares y luego de tres meses a 30 dólares, el dirigente del PSUV Francisco Torrealba adelantó que el Gobierno hará un incremento superior.
Al respecto, el secretario general de la CTV dijo que Venezuela es el único país en el mundo donde hablar de aumento salarial genera «alarma» entre la población.
«Sabemos cómo se disparan los precios cuando se hacen esas amenazas y una vez que se concrete se produce otro aumento en los precios de los productos, servicios y alimentos», agregó.
El dirigente sindical calificó, no obstante, el anuncio del gobierno como «una necesidad amarga porque no podemos rechazarlo pero sabemos que esa no es una política acertada».
Recomendó una política concertada entre los sectores de trabajadores, productivos y gobierno «puesto que no se trata de establecer una cifra o poner un porcentaje debido a que cualquiera sea el monto la inflación lo convierte en sal y agua».
Recordó que en marzo de 2014, la Organización Internacional de Trabajo (OIT) propuso al gobierno una mesa de diálogo social tripartita para la toma de correctivos.
–¿Qué tipo de correctivos?
–Entre otros, que no se pueden decretar aumentos salariales sin garantizar la productividad sostenida y continua en el tiempo, ni adoptar políticas de importaciones de puertos sin control.
Torres dijo que las importaciones del gobierno, fundamentalmente en alimentos, «ha destruido la economía del país entre el 70 y 80%».
«En Venezuela aún permanecen 2.500 empresas de 13.700 que existían para el año 2000, según Conindustria, y eso es consecuencia de la política de puertos», agregó el representante de la CTV.
Más pobreza en Venezuela
El diputado Trujillo dijo que aumentos salariales sin el control inflacionario es la fórmula del modelo comunista para generar más pobreza, controlar y someter a la población.
«Ningún país en el mundo puede desarrollarse sin la participación del sector privado de la economía y ese es el principio del plan país que prepara la oposición en el que se establece, además, la reducción del Estado», dijo.
El parlamentario expresó que para el gobierno chavista, «los venezolanos tienen que ser pobres porque esa es la manera que mantiene Maduro para controlar a los venezolanos, que contrariamente quieren un país distinto, con calidad de vida».
Trujillo expresó su rechazo a un nuevo aumento salarial por considerar que la prioridad es reducir la inflación con políticas de Estado que garanticen la seguridad jurídica a la empresa privada que reclama la libre oferta y la demanda.
Por su parte, el economista Jesús Casique comentó que desde 1999 a la fecha el Gobierno ha efectuado 48 incrementos del salario mínimo “y lo único que ha logrado es destruir la capacidad adquisitiva de los trabajadores venezolanos”.
Observó que Maduro ha efectuado 26 incrementos de salario mínimo. “El objetivo fundamental en la recuperación económica del país es establecer una política de disciplina fiscal y monetaria y respetar el artículo 320 de la Constitución”, dijo Casique.
El artículo en cuestión establece que “El Estado debe promover y defender la estabilidad económica, evitar la vulnerabilidad de la economía y velar por la estabilidad monetaria y de los precios, para asegurar el bienestar social”.
“La monetización de déficit fiscal atiza la hiperinflación en el país”, dijo Casique.
El último incremento del ingreso mínimo mensual de los trabajadores venezolanos fue de 300%, decretado por el presidente Maduro el pasado 14 de enero al pasar de 4.500,00 a 18.000,00 bolívares.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here