El transporte se ha convertido en un caos en Maturín.

El pasaje urbano en Maturín varía de acuerdo a las horas que prestan el servicio y del ánimo de los conductores quienes insisten en especular con las tarifas.

Aunque a principios de año fue ajustado el costo, no se respetan los tabuladores emitidos por el Ayuntamiento, según informó Ricardo Mejías, usuario.

Indicó que el pasaje para Santa Inés fue establecido en 100 bolívares pero cobran hasta 300 bolívares.

Detalló que esta tarifa aumenta para las rutas periféricas como El Corozo, El Furrial, La Pica, entre otras. “Cobran antes de subir. Si no tenemos el pasaje completo, nos quedamos”, precisó.

También sostuvo que no cumplen con el recorrido por lo que deben hacer el trasbordo para llegar a sus destinos.

Ante esta situación, exhortó a los entes gubernamentales a fiscalizar las rutas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here