Los casos llegaron a la emergencia pediátrica.

Una niña de un año y seis meses de la etnia indígena Warao, falleció porque se complicó el severo cuadro de desnutrición que padecía.

La pequeña residía junto a sus padres en la población de San José de Buja de Maturín.

Igualmente, otra niña también Warao, permanece recluida en la Sala de Emergencia del Hospital Central con desnutrición pelagra.

Según el reporte de los médicos de la emergencia pediátrica, no le colocaron los medicamentos necesarios porque no cuentan con insumos en la unidad.

Además resaltaron que solo en el mes de marzo asistieron a 19 pequeños con problemas de malnutrición, de los cuales tres perdieron la vida.

13 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here