La escalada de precios no tiene límites en Maturín.

Los consumidores monaguenses están con las manos en la cabeza, toda vez que el kilo de queso semiduro, que hace dos días estaba a 790 mil bolívares el kilo, este miércoles llegó a Un millón de bolívares.

En una charcutería del centro de Maturín, constatamos la situación, y efectívamente sin motivo, el kilo de queso ya exhibía el nuevo precio.

Los usuarios que llegaron al sitio se quejaron porque un pedacito del rubro ya cuesta 100 mil bolívares y no te da ni para una comida.

Si contrastamos, la cesta ticket actual está en 915 mil bolívares. Con eso tampoco se puede comprar el millonario kilo de queso semiduro.

También se pudo conocer que el queso duro está aún más costoso, donde hay charcuteros que lo venden en 2 millones de bolívares el kilo, algo que catalogaron los consumidores como inaudito.

La escalada de precios ante la hiperinflación en la entidad no tiene control ni límites, solamente a los angustiados padres y madres de familia que no saben qué hacer para poder alimentar a sus familias ante la creciente pérdida del poder adquisitivo para comprar la comida diaria.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here