En una nota periodística y en un análisis publicado en el portal aporrea.com se resumen la historia del suicidio electoral cometido por la oposición en diciembre de 2005. Una lamentable situación que permitió la definitiva consolidación del chavismo y la entrada fácil del abuso de poder como estilo de gobierno sin contrapeso.

Veamos.

Primero. Nota periodística: Partidos de oposición se retiran de las elecciones parlamentarias.

A solo 6 días para las elecciones parlamentarias, el día de ayer tres partidos de oposición se retiraron de la contienda debido a las dudas con el registro electoral permanente y la transparencia del sistema automatizado.

El retiro de las cazahuellas del escenario electoral no fue suficiente.

Otros partidos políticos de oposición realmente importantes como Primero Justicia, el MAS y Un Nuevo Tiempo (en el Zulia) se negaron ayer a retirarse de la contienda, el diputado Julio Montoya del MAS lo dejó bien claro:

“No aceptaremos una directriz tomada en Caracas sin consultarnos”, “Esta es mi posición personal, la del gobernador del estado de Zulia, de los alcaldes y de todos los candidatos de oposición del Zulia: no le vamos a entregar el Zulia a Hugo Chávez”.

¿Quién tiene la razón, los que renuncian o los que quedan?  Suponemos que ambos, pero rara vez se ha ganado una elección renunciando. De cualquier forma todavía cabe la posibilidad que otros partidos se retiren de las elecciones en las próximas horas como medio de protesta.

Nota: Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo se retiraron también de la contienda electoral, y con una abstención superior al 75%, el gobierno se llevó el 100% de los cargos en la nueva Asamblea Nacional.

Segundo. Fragmento de la nota de análisis sobre del resultado de las elecciones parlamentarias de diciembre 2005.

Juan Carlos Bossio Rotondo

¿Cuáles son los efectos de estas elecciones? Los informes de la OEA y de la UE las legitiman. El primero es particularmente importante, pues inhibe la aplicación eventual de la Carta Democrática de esta organización. La oposición parecería dispuesta a aceptar los resultados. No existe indicio alguno de que trate de ganar una vez más las calles y paralizar la producción. La amenaza de violencia, o de atentado, parece marginal. Por el contrario, el segundo partido de oposición más importante, el social cristiano Copei, ha aceptado dialogar con el gobierno. Aquel más importante, Acción Democrática, se alinea más con el gobierno norteamericano que de la social democracia, de la cual se reclama. En todo caso, la internacional socialista se guiará por el informe de la UE. Debería analizar el comportamiento de AD y llegar a las conclusiones necesarias. Por otro lado, algunos calificativos utilizados por ésta son exagerados. La dominación cada vez mayor del Movimiento V República, el partido gubernamental, no expresa de manera alguna una tendencia al partido único. Los partidos opositores no fueron impedidos de participar; y los observadores internacionales desdeñan sus razones. Chávez no es Castro. En todo caso el análisis político ganará cuando se estudie el ausentismo, separando su incidencia en zonas dominadas por el voto chavista o por aquel de la oposición.

Ya se sabe lo que pasó. La historia enseña. Sin duda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here