Inicio Opinión Mejoras educativas viables

Mejoras educativas viables

Hay también jornadas especiales que, al cumplirse en los planteles, fortalecen la asistencia, a la vez que pueden desarrollarse con mayor facilidad.

40
0
Compartir

El Ministerio del P. P. para la Educación tiene a su alcance acciones que pueden mejorar el funcionamiento de nuestras escuelas. Hay que reconocerlo de entrada: son solo paliativos ante la situación que vivimos. Sin embargo, resultan útiles mientras se llega a una solución general de la crisis. Para la cual, por cierto, confiamos en el diálogo y la negociación. Mientras tanto, no hay que quedarse de brazos cruzados: necesitamos hacer las cosas del modo más adecuado posible y prepararnos para tiempos más propicios.

Entre esas acciones de mejora factible hacia el próximo año escolar está, por ejemplo, establecer rutas temporales de transporte para estudiantes y docentes en algunas localidades donde resulta particularmente difícil el problema del transporte público. Sería un esfuerzo especial durante un tiempo limitado, lo que lo hace realizable y a la vez de impacto. Recordemos que los vehículos no tendrían que usarse para ello todo el día, solo unas pocas horas mañana y tarde.

También, se impone cuidar al máximo la alimentación escolar, en cantidad y calidad. Es un aspecto a atender con la máxima prioridad, considerando que a la vez que se protege la salud infantil se estimula la asistencia a la escuela. Creemos que los recursos se pueden conseguir, incluso con la ayuda internacional. Y que toda la organización del sistema puede mejorarse para lograr mayores resultados. De hecho, en enero de este año se anunciaron acuerdos con organismos de las Naciones Unidas, como FAO y Unicef, dirigidos a fortalecer esta área. No he encontrado información sobre la marcha de los mismos. En aquella oportunidad el ministro Istúriz anunció la meta de 25 mil conucos escolares para este mes de julio. ¿Qué pasó con ellos? No olvidemos que unas pocas plantitas que se mantienen breve tiempo no son un conuco. Es difícil que los cultivos escolares sean muy productivos, pero si se vinculan a planes serios de agricultura urbana algo pueden aportar.

Hay también jornadas especiales que, al cumplirse en los planteles, fortalecen la asistencia, a la vez que pueden desarrollarse con mayor facilidad. Sería el caso de jornadas de cedulación o de vacunación, como ya hemos visto este año a escala limitada. Importa ir tejiendo iniciativas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here