En las perreras lo que reina es la inseguridad y ahora el sobreprecio.

Maturineses denunciaron que son víctimas de atropellos y robos cuándo intentan abordar una unidad de transporte informal, mejor conocida como las perreras.

Luisa Chacón, usuaria, comentó que ante la falta de unidades todos quieren subir al mismo tiempo y reciben golpes y empujones de los demás usuarios.

Además aprovechan el disturbio para meter las manos en las carteras y robar celulares y otros objetos de valor.

“Deben vigilar estás unidades porque todos los días nos roban. Utilizamos estas unidades porque no tenemos otra opción”, dijo.

De igual forma, comentó que en estos vehículos cobran el pasaje hasta en 5 bolívares soberanos. Este monto aumenta en las noches y para las rutas largas.

Ante esta situación, exhortó a la Alcaldía de Maturín a ubicar fiscales de tránsito en la Plaza 7, ya que este espacio se convirtió en la parada de las perreras y los conductores no tienen control.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here