Carlos Márquez, coordinador de la Unidad de Nefrología del Hospital Universitario Dr. "Manuel Núñez Tovar".

El coordinador de la Unidad de Nefrología del Hospital Universitario Dr. “Manuel Núñez Tovar” (Humnt), Carlos Márquez, informó que ocho máquinas de hemodiálisis se averiaron porque operaban con agua no apta.

Sostuvo que para realizar las diálisis se requiere el agua ultra pura para evitar contaminar al paciente y dañar los equipos.

“La gobernadora Yelitza Santaella, donó una planta para potabilizar el vital líquido, pero no la hemos instalado por falta de recursos”, dijo.

Comentó que actualmente solo están operativas 3 máquinas, las cuales son insuficientes para asistir a los 22 paciente registrados en la unidad.

“Es importante reparar estos equipos para garantizar la atención de los pacientes. Hemos referido los nuevos ingresos para espacios alternos porque no tenemos la capacidad para atenderlos”, detalló.

En ese sentido, precisó que las máquinas de hemodiálisis son importadas y por consiguiente los repuestos no se pueden adquirir en el mercado venezolano.

Por otra parte, anunció que recibieron una dotación insumos que les alcanza para realizar unas 200 diálisis en febrero.

Aclaró que el suministro de medicamentos depende del Instituto Venezolano del Seguro Social (IVSS) y no del Gobierno estadal.
Aseguró que durante dos semanas suspendieron las sesiones de diálisis porque el IVSS no envío los insumos necesarios. Sin embargo la unidad permaneció abierta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here