El Presidente Nicolás Maduro, pidió abrir una investigación sobre las homilías de dos obispos por supuestamente haber cometido “delitos de odio” en la fiesta de la Divina Pastora de Barquisimeto el pasado 14 de enero.

Se trata del Arzobispo de Barquisimeto, Mons. Antonio López Castillo; y el Obispo de San Felipe, Mons. Víctor Hugo Basabe.

El lunes 15 de enero Maduro dio su mensaje ante Asamblea Nacional Constituyente (ANC), donde pidió al Tribunal Supremo de Justicia, la Contraloría y al Ministerio Público que se abra la investigación.

Como indicaron medios nacionales, ambos Prelados solo “clamaron porque se acabaran el hambre y la corrupción”.

No obstante, Maduro dijo lo siguiente: “Ahora viene un diablo con sotana a llamar a enfrentamientos violentos, a llamar a la guerra civil (…), y le agradezco a la gente del estado Lara que fue la que me alertó de esta cochinada, porque yo la verdad no escucho a esa gente, nosotros no escuchamos a esos bandidos”.

Mons. Castillo, según indica El Impulso, participó este lunes 15 en una rueda de prensa donde aseguró que recibió una llamada de apoyo del Santo Padre.

“Hemos recibido el mensaje del Papa Francisco y nos apoya al igual que a su pueblo de Venezuela”, afirmó.

Por otro lado, Mons. Basabe respondió a las acusaciones de Maduro a través de una carta a la que tuvo acceso ACI Prensa, asegurando que su “conciencia nada”  le “reprocha”, porque su “único delito parece ser el servir a la verdad”.

“El Sr. Maduro ha puesto en mi boca palabras que no he pronunciado. Qué triste que un ‘magistrado nacional’ mienta tan escandalosamente delante de todo un país en el día del maestro. Lo peor, me acusa de cometer delito, cometiéndolo él”, sostuvo el Prelado.

Finalmente, ratificó todas las palabras pronunciadas durante su homilía con ocasión de la 162 peregrinación a Barquisimeto de la Divina Pastora.

“Sabía que mis palabras molestarían a quienes en el fondo de su conciencia saben que son responsables de la tragedia que vive este pueblo que amo”. “Acá en mi casa estoy, con mis únicas armas: mi fe en Cristo y la certeza de que mi vida está en sus manos. Allá por aquellos a quienes ni su conciencia ni la historia les perdonará”, concluyó.

Quien también rechazó las acusaciones de Maduro fue el primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Mons. Mario Moronta, quien este martes 16 de enero dijo en el programa Circuito Éxitos que lo dicho contra los dos obispos también “es en contra de todo el episcopado y contra toda la Iglesia Católica”

“Los obispos lo que hicieron fueron señalamientos que han reflejado todo lo que venimos diciendo desde hace tiempo y toca la herida o la llaga”, añadió.

Finalmente, dijo que “cuando se llama a los obispos ‘diablos con sotana’ también están haciendo una invitación al odio”.

“Hay mucha gente que está pasando hambre. Si eso es llamar al odio entonces hay que cambiar la dramática de esa ley”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here