Una niña era abusada por sus tíos paternos, quienes introducían un palo de madera de 33,4 centímetro de largo por su vagina.

Los individuos fueron identificados como Jorge Antonio Aponte Jiménez y Marian Yelitza Díaz.

El hecho salió a la luz luego de que la hermana de la víctima la llevara al hospital José Antonio Paéz, en el estado Apure, por motivo de sangrados.

El cuadro médico se originaba en la entrepierna de la niña.

Los doctores al chequearla se percataron de lo sucedido e informaron a las autoridades.

Las  pesquisas policiales arrojaron que los autores del hecho son familiares de la joven.

Ellos estaban a cargo de su cuidado, porque los padres trabajan algo lejos del lugar de residencia.

Excusa nada creíble

La delegación policial al visitar la residencia donde ocurrió el acontecimiento, los sujetos aseguraron que la joven se había caído y que se ensarto en un madero.

Los funcionarios encontraron en dicha residencia el palo de madera y la ropa ensangrentada de la menor de edad.

El Ministerio Público ya se hizo cargo de este caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here