Inicio Destacado Incendio en Petare dejó 63 personas damnificadas

Incendio en Petare dejó 63 personas damnificadas

Según vecinos, los bomberos del municipio Sucre no tenían equipos para controlar el fuego que destruyó 17 viviendas del barrio San Isidro

387
0
Compartir

Unas 63 personas, (31 adultos y 32 niños) quedaron damnificados luego de que un incendio ocurrido en un terreno invadido acabó con 17 viviendas, en el barrio San Isidro, de la carretera Petare-Santa Lucía. Según informó Polisucre, a través de sus cuenta en Twitter, el siniestro se originó en un conjunto de precarias viviendas situadas en un terreno montañoso invadido.

Los bomberos no pudieron llegar a tiempo debido a lo intrincado del sector; solo Polisucre y algunos vecinos pudieron socorrer a los afectados.
Habitantes del sector aseguraron que el cuerpo bomberil del municipio Sucre «no tenía camiones para trasladarse hasta el lugar, por lo que, en su lugar, fueron los bomberos de Catia, Chacao y El Valle, en conjunto con funcionarios de Protección Civil y varios vecinos, quienes nos socorrieron».
Un menor de edad sufrió quemaduras en uno de sus brazos. Sin embargo no se registraron víctimas fatales, pero si pérdidas materiales.
Según informaron los residentes, el suceso, ocurrido durante la madrugada de este domingo 17 de febrero, aproximadamente a las 1:30 am, se originó por el descuido de uno de los vecinos, quien debido a una falla eléctrica dejó una vela encendida mientras dormía, lo que ocasionó el fuego.
Posteriormente, las llamas alcanzaron una bombona de gas, la cual hizo explosión y empeoró la situación. «En menos de media hora las llamas habían consumido las 17 viviendas, las cuales, en su mayoría, estaban hechas de madera» contó Rafael Torres.
Explicó que para evitar que el incendio se extendiera «colocamos una barrera de escombros para contenerlo».
El fuego destruyó todo lo que tenían 17 familias. «No tuvimos la oportunidad de salvar nada, nos quedamos sin ropa ni zapatos», añadió Torres.
Algunos de los damnificados consiguieron refugio en las casas de vecinos y familiares. No obstante, la mayoría de las víctimas esperan a que las autoridades gubernamentales ejecuten planes para solventar la situación.
La organización Proyecto Nodriza informó que fue instalado un centro de acopio en la Iglesia de la urbanización La Boyera en El Hatillo. Solicitaron colaboraciones con colchonetas, ropa y alimentos para niños.
En la urbanización Terrazas del Ávila, los residentes habilitaron un centro de acopio dentro de los espacios de la comunidad. En Altamira, la Escuela Técnica Don Bosco fue habilitada para recibir a las víctimas del incendio, Boleíta.
Hace varios años, los habitantes de este sector fueron desalojados, debido a que Protección Civil de Sucre determinó que las viviendas se construyeron en terreno inestable.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here