La Upel investiga los robos ocurridos en la institución.

Un grupo de estudiantes de la Upel, mantienen retenido al decano, Alcides Zaragoza, para exigir respuestas a las fallas que presenta el recinto.

Estefaní Balanta, miembro del centro de estudiantes, sostuvo que incrementó el índice de hurtos, porque no cuentan con vigilancia permanente.

Además la infraestructura presenta fallas y las aulas no están aptas para recibir a los alumnos.

“Optamos por retener al decano, porque son muchos los problemas que tiene la universidad. No es justo que él tenga su oficina con aire y en las aulas no hay ni bombillos”, señaló.

También precisó están a la “buena de Dios” porque tienen ser víctimas del hampa en las aulas, ya que se terminó el contrato con la empresa que presentaba el servicio de vigilantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here