Inicio Internacionales El Parlamento británico votará sobre un segundo referéndum del Brexit

El Parlamento británico votará sobre un segundo referéndum del Brexit

May amenaza a los euroescépticos con una larga prórroga del Brexit

21
0
Compartir

La Cámara de los Comunes votará esta tarde por primera vez una enmienda a favor de la celebración de un nuevo referéndum sobre el Brexit. Impulsada por los diputados del recién creado The Independent Group, un grupo parlamentario con ocho exlaboristas y tres exconservadores, ha sido aceptada a trámite por el presidente del Parlamento, John Bercow, para irritación de los diputados euroescépticos. La enmienda tiene muy pocas posibilidades de salir adelante, pero servirá para medir el verdadero apoyo de esta opción. Si el resultado fuera lo suficientemente elevado, serviría para dar tracción a una solución al laberinto del Brexit que no ha dejado de estar sobre la mesa en los últimos meses.

Ante la sesión parlamentaria de esta tarde, la primera ministra británica ha echado mano de la lógica para intentar torcer el brazo de los conservadores euroescépticos. «Si el Parlamento ha expresado su voluntad de que el Brexit sea con acuerdo y de que no salgamos de la UE el próximo 29 de marzo de modo desordenado, la única opción es una prórroga larga de la fecha de salida que nos llevará a participar en las elecciones al Parlamento Europeo de mayo», concluyó este miércoles después de que la Cámara de los Comunes rechazara mayoritariamente un Brexit salvaje.

Westminster vivirá a última hora de hoy jueves otra votación histórica. Los diputados deben decidir si ordenan al Gobierno que solicite a la UE una prórroga de la fecha de salida, fijada oficialmente para el próximo 29 de marzo. El resultado, a primera vista, está cantado. La oposición laborista, los nacionalistas escoceses del SNP y un puñado de conservadores han expresado ya su voluntad de ganar tiempo. Aunque políticamente una decisión así impondrá un mandato a Theresa May que difícilmente podría esquivar, la moción no es legalmente vinculante. Y, sobre todo, afecta de modo diferente a las estrategias de cada una de las facciones de esta batalla.

Como sucedió en la votación del miércoles, a pesar de las órdenes contradictorias que introdujeron confusión en el último minuto, May ha vuelto a decidir que concederá libertad de voto a sus diputados —especialmente a los miembros del Gobierno— para evitar la enésima imagen de rebelión interna en la votación de hoy.

Aunque la idea pueda parecer sorprendente a un espectador ajeno, la primera ministra no ha descartado someter su plan del Brexit a una tercera votación en Westminster. En las últimas horas, los socios parlamentarios del Gobierno, los norirlandeses del DUP, han tenido conversaciones con el equipo de May en busca de una solución que salve el escollo del backstop, la salvaguarda de garantía para evitar una frontera dura entre la República de Irlanda (UE) e Irlanda del Norte (territorio británico) que ha atascado todo el proceso. Lo que la política no ha logrado, puede lograrlo el Derecho, piensan. La nueva idea consistiría en solicitar al abogado general del Reino Unido, Geoffrey Cox, que introdujera una interpretación adicional al informe jurídico que escribió para analizar las últimas garantías arañadas por May a Bruselas.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here