Para este mes en la guardería Tricolor, ubicado en el sector Juanico de Maturín, bajó la matrícula de los niños hasta en un 50 por ciento. La directora de este centro aseguró que los padres decidieron irse del país para mejorar de la calidad de vida.

Esta realidad también la vive el personal del maternal San José de María que se encuentra detrás de la plaza Rómulo Gallegos. De 30 niños inscritos para el mes de julio, ahora sólo asisten 12 lactantes.

Directoras de ambas guarderías comentaron que la situación es crítica, pues deberán prescindir de la mayoría del personal que labora en estos para poder mantener los servicios de los cuidados diarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here