Isabel Carmona, presidenta de Acción Democrática.

Teodoro honesto referente de la Izquierda Democrática Venezolana. El entrañable amigo y compañero de luchas, que fue el máximo exponente de las izquierdas contemporáneas. Izquierda con verdadera honestidad ideológica y pulcritud administrativa.

Cómo nos duele su partida, con él se nos va un pedazo de la historia pura, de las luchas por la dignidad de Venezuela. Por la libertad, por la democracia.

Sí, Teodoro en ese transitar de limpia lucha, pagó por sus ideas con su propia libertad personal. Prisiones y calabozos registran en sus paredes de historia los rastros de sus años de cautiverio, de sangre derramada por las torturas y penurias, causadas por la represión de los esbirros.

No le faltó coraje para resistir o para ejecutar estratégica fuga. El famoso túnel del San Carlos, que le condujo a recuperar la calle y continuar en las luchas. Nunca asumió su rol en la distancia, se mantuvo en el terreno de operaciones, aquí en la Patria de ayer y de hoy.

En Venezuela cuando era sojuzgada por la ausencia de las garantías democráticas, que siempre inspiraron, sus nobles ideales por alcanzar la utopía de la justicia social.

Teodoro el político, el parlamentario, el intelectual brillante, que rompe con las ideas extremas del Comunismo a la soviética, para migrar al Socialismo Democrático.

El Guerrillero que se pacifica y compite en faenas electorales por alcanzar la presidencia con votos. El economista de talento, que asume desde el Gobierno la aplicación de políticas económicas de compleja implementación.

El Periodista irreverente que conduce desde Tal Cual, la continuidad de su trayectoria consecuente, por la senda de la confrontación de las ideas irreductibles…

Su última trinchera, el periódico Tal Cual, lo condujo junto a un extraordinario equipo, que incluyó a hombres de empresa como Manuel Puyana; le acompañan en su cierre de ciclo vital, en las mismas condiciones en que se inició su andar en la lucha política. Sometidos el periódico y su gente junto a él, a las persecuciones del poder.

Y así despide Teodoro su paso por esta vida, más firme que nunca e irreductible en su búsqueda y apego a la verdad.

Hasta siempre Teodoro…

Isabel Carmona

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here