La carne está incomprable con esos precios.

Vendedores del Mercado Nuevo de Maturín, aseguran que desde hace un mes no reciben la carne que envía el Gobierno regional para expenderla a precio regulado.

María González, carnicera, sostuvo que actualmente están ofreciendo el rubro porque lo adquieren de ganaderos independientes.

“No podemos vender la carne a precio justo porque estamos comprando el producto al mayor en 450 bolivares soberanos y nos generaría más pérdida”, detalló.

Asimismo, aseguró que ante esa situación diariamente son víctimas de atropellos por parte de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, quienes les exigen vender el rubro en 90 bss.

“Llegan a los locales sin autorización y abren los congeladores y sacan la mercancía para venderla al precio que ellos quieren”, afirmó.

González, precisó que diariamente más de cinco comerciantes son agredidos por los funcionarios castrense porque se niegan a seguir trabajando con el precio acordado entre los comerciantes y el Ejecutivo estadal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here