Nadie sabe a ciencia cierta cuánto debe pagar.

Los pasajeros en Maturín andan con las manos en la cabeza porque todos los días los transportistas pretenden cambiar la tarifa a como mejor les parece.

Lo peor es que no hay ningún tipo de control por parte de las autoridades de la Dirección de Vialidad y Transporte de la Alcaldía de Maturín, quienes quedaron en definir el precio del pasaje en la ciudad para acabar con esta anarquía.

Lo cierto es que la reunión anunciada no arrojó resultados y producto de ello, los choferes hacen lo que mejor les parece, al punto de cobrar hasta 15 bolívares soberanos adicionales a la tarifa de 2 bolívares que ya va por 5 bolívares.

Es de destacar que el tabulador de las tarifas del transporte público en Gaceta Oficial, establece que la misma debe quedar en 3 bolívares, incluso en Caracas es la el precio que cobran.

Pero en Maturín, los conductores hacen lo que mejor les parece porque no hay quien le ponga coto a esta anarquía.

¿Y los buses amarillos?

Para rematar, una de las opciones para la gente que sale a trabajar a diario eran los buses amarillos, pero resulta que ahora, estos fueron contratados por particulares y no están haciendo los recorridos pertinentes.

Esta situación,que forma parte de la anarquía debe ser investigada por las autoridades de la Gobernación de Monagas para evaluar estos casos, porque se supone que este transporte era para la comunidad y no para particulares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here