Pilas de basura, escombros, cauchos y malos olores es parte del panorama que se observa en la calle 5 del sector El Silencio, ya que desde hace más de dos años no cuentan con el servicio de aseo urbano.
María Morey, habitante, asegura que acumulan los desechos en la vía pública porque no tiene un espacio apto dónde depositarlos y deben sacarlos de las viviendas para evitar epidemias.
Señaló que están cansado de los malos olores y de la nube de moscas que emanan de los desperdicios principalmente en horas del mediodía y en las noches.
De igual forma, Morey denunció que deben comprar tambores y botellones de agua para realizar las actividades del hogar porque en la zona no tienen servicio de acueducto.
Precisó que en los sectores aledaños llega un chorrito del vital líquido y los vecinos hacen colas para llenar los envases y cargarlos hasta los hogares.
Igualmente, aseguró que en la comunidad  aun no han cambiado los techos de asbesto y reportaron casos de infecciones en la piel, a causa del polvo que suelta este material.
“Ese techo genera cáncer en la piel. Yo tengo varias yaguitas en las piernas porque me ha caído ese polvo”,  precisó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here