Vía principal de La Puente luce igualita que el vertedero de Potrerito

Grandes montañas de basura se pueden observar en la vía principal de La Puente.

776

Grandes montañas de basura se pueden observar en la vía principal de La Puente en la ciudad de Maturín, donde los vecinos de esa zona se han visto en la obligación de lanzar sus desechos por la falta de aseo urbano.

Los afectados aseguran que llevan más de 3 meses a la espera del aseo urbano, pues, supuestamente, los camiones que atendían esta comunidad se encuentran dañados, situación que ha obligado a los vecinos a deshacerse de los desechos quemándolos o simplemente, lanzándolos a las calles.

«De una u otra manera tenemos que deshacernos de la basura en la vía principal de La Puente, es lamentable pero no tenemos otra opción, aunque el lanzar los desechos a las calles afea nuestra ciudad tenemos que buscar una solución, debido a que las autoridades responsables no nos dan respuesta sobre esta falla», expresó la vecina Ligia Miranda.

La falta del aseo urbano en La Puente es la principal falla

En diferentes comunidades del municipio Maturín, los habitantes claman por el aseo urbano, pues ya están cansados de quemar sus desperdicios o lanzarlos en las calles, debido a que esto genera molestia en algunos vecinos.

En el caso de los habitantes que queman la basura en la vía principal de La Puente, esto puede generar enfermedades respiratorias o molestar a quienes ya padecen de alguna patología.

«Yo vivo en la comunidad Los Guaritos, y aquí las casas son muy pegadas, no hay espacio suficiente entre las viviendas, y cuando mis vecinos queman los desechos todo el humo y el mal olor de la basura se mete para mi residencia y es insoportable el olor, por eso le pedimos a las autoridades que atiendan esta situación», destacó la afectada Gloria Betancourt.

Lea también:

Autoridades tienen de monigotes a cariperos con la venta de gas doméstico

¡No te pierdas de nada!
Síguenos en Telegram o únete a nuestro grupo de WhatsApp
También puedes seguirnos en Google Noticias
Fuente Gabriel Brito Piñango
Deja un comentario