Comienza el año 2019, con grandes interrogantes mundiales, los titulares y contenidos de la prensa mundial y especialmente la europea, resaltan el agotamiento del crecimiento de la economía mundial.

La desaceleración
Señales como el hundimiento del precio del petróleo en 42%; el Brexit; China, registrando su menor tasa de crecimiento en 30 años, Apple presentando previsiones menores en su facturación, la caída de la Bolsa en Wall Street, el anuncio del Presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, su banco central, de revisar la política de subida de las tasas de interés, son parte de algunos los indicadores que confirman la desaceleración en la velocidad, en la cual venía creciendo la economía en el planeta.
¿El freno?
El primer anuncio de China, es de inmediato ordenar a sus bancos, que den mayor facilidades y aumenten la financiación a las empresas privadas, China, así reconoce que el freno a su crecimiento, corresponde a la preponderancia de las ineficientes industrias estatales, que merman el crecimiento del vibrante sector privado chino. Aquí en Sur América, comenzamos, en los dos países más poblados, Brasil y México, con nuevos presidentes, ambos con visión diferentes, uno hacia la derecha y otro a la izquierda, contraria a la de sus antecesores.
En Venezuela… 
En nuestro caso, Venezuela, en 2019, en un entorno complicado, es el país, con la mayor indefinición e incertidumbre, en un entorno muy severo en lo social y económico, pero más aún en lo político, por la duda, de su continuidad constitucional, con sanciones internacionales y frente a la amenaza, adicional de aislamiento regional y europeo.
Después de varios años de decrecimiento, deterioro y alta inflación, el país necesita el rumbo que merece, de recuperación de la confianza, que le permita tener un camino de crecimiento, poca inflación y seguridad social, jurídica y económica.
@eromeronava

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here