ESPECIALES

01/01/2017 - 01:20 pm
Fuente Noticia: Lidia Marín @lidiamarl Visitas | 658

 

Nunca imaginaron los integrantes de la familia Quiroz, que pasarían esta época de Navidad sin uno de sus miembros.

Terrible fue para ellos la tarde del lunes 7 de noviembre de 2016, cuando los tres hijos de Enrique Quiroz de diez, nueve y ocho años pidieron la bendición a su papá, quien  iba hasta el sector 23 de Enero del municipio Punceres a buscar abono en la casa de un amigo. Los tres infantes guardaban la esperanza de volver a verlo y le pidieron les trajera algo cuando regresara.


Los Quiroz viven en la calle principal de la población de Azagua, y desde allí abordo de su moto partió a las 4:00 de la tarde Enrique a buscar el material que le permitiría mantener su sembradío  el cual tenía   unas matas frondosas y que garantizarían una buena venta, dinero que le permitiría comprar a sus tres pequeños la ropa de estreno y los regalos del Niño Jesús.


Sin embargo, un hombre tenía maléficos planes contra este padre de familia de 32 años y que sólo albergaba en su corazón luchar por salir adelante.


Enrique fue hasta la casa de su conocido y regresaba a su residencia a eso de las 5:00 de la tarde y cuando ya estaba a punto de entrar a su hogar, escuchó una voz fuerte que gritó su nombre: "Enriqueee". Él volteó y posiblemente lo conocía debido a que tomó la decisión y sin sospechar nada malo, se devolvió.


Se detuvo frente al hombre que solicitaba su presencia y quien al tenerlo  frente a él, sin referirle palabra alguna, sacó un arma de fuego y le propinó un impacto de bala en la cabeza que provocó su irremediable caída y debido al fuerte impacto con el pavimento tuvo desprendimiento de la masa encefálica, golpe que ayudó a acelerar su deceso. La moto de Enrique quedó sobre su cuerpo ensangrentado.


El victimario no pudo contemplar el resultado de su mala acción, debido a que, la valentía lo abandonó y emprendió la huida.


De inmediato, al oir el disparo, los vecinos comenzaron a salir de sus viviendas y el que parecía un día típico se convirtió en uno de luto y consternación en esa población.


Los técnicos del Cicpc se dieron cita en el lugar del suceso y procedieron a estudiar la escena del crimen y levantar ei cadáver de Quiroz que seguidamente trasladaron hasta la morgue de la ciudad de Maturín.


Familiares de Quiroz quien era el tercero de diez hermanos, imaginan que alguien debe saber quién fue el homicida de Enrique, sin embargo deben esperar los resultados de las experticias del Cicpc.

Comentarios:

OTROS TITULARES ESPECIALES


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

  • INICIO
  • REGIONALES
    Comunidad
    Politica
    Municipios
    Sucesos
    Salud
    Educación
  • NACIONALES
    Gobierno
    Oposición
    Asamblea nacional
    Partidos
    Alcaldía
    Gobernaciones
    Presidencia
    Dependencias d/ejecutivo
  • INTERNACIONALES
    Guerras
    Conflictos
    Diplomacia
    Desastres naturales
    Exterior
  • ECONOMÍA
    Banca Finanzas
    Macroeconomía
    Economía doméstica
    Mercados de valores
    Energía y minas
    Agro Industria
    Comercio
    Empresas básicas
    Sindicatos
  • DEPORTES
    Béisbol
    Fútbol
    Básquet
    Golf
    Tenis
    Deportes de motor
    Olímpicos
    Deporte aficionado
  • ENTRETENIMIENTO
    Farándula
    TV/Cine
    Bellas artes
    Literatura
    Gente
    Bienestar
    Moda
    Gastronomía
  • CIENCIA Y TECNOLOGÍA
    Avances
    Software
    Hardware
    Computación
    Telefonía
    Ciencia
  • ENERGÍA Y SALUD
    Mujer
    Cuerpo
    Enfermedades
    Medicina
    Ministerio
    Hospitales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright © 2015, M&V EDITORIAL, C.A Rif: J-31004694-8. Todos los derechos reservados. Maturín, Monagas, Venezuela. Contáctenos via: info@laverdaddemonagas.com